Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La hidratación diaria es esencial para evitar los problemas de la falta de agua en los perros.

Agua y perros: todo lo que debes saber sobre la hidratación canina

La hidratación de los perros es tan importante como una buena alimentación. Aunque parezca un tema sencillo, a la hora de proporcionar agua a nuestras mascotas hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta. En el artículo de hoy te explicamos todo lo que debes saber sobre el agua y los perros y desmentimos algunos falsos mitos sobre la hidratación canina.  

¿Cómo debemos proporcionar agua a los perros?

Para garantizar una óptima hidratación de los perros, debemos asegurarnos que siempre tengan a su alcance una fuente de agua limpia y fresca. Es importante utilizar recipientes que se adapten al tamaño y las características específicas de nuestra mascota, así como renovar el agua frecuentemente para evitar la proliferación de bacterias.  

Otro aspecto que tenemos que cuidar es la ubicación del cuenco del agua dentro de casa. Debe estar alejada de olores fuertes, sustancias tóxicas y fuentes de luz directa o calor intenso, como pueden ser las estufas o los radiadores. 

¿Qué cantidad de agua necesita beber un perro diariamente?

En términos aproximados, un perro debe beber aproximadamente entre 50 y 60 mililitros de agua por kilo de peso al día. Según este cálculo, un animal de 10 kg de peso tendría que ingerir diariamente alrededor de medio litro de agua. Ahora bien, la cantidad de agua diaria que debe consumir un perro variará en función de los siguientes factores: 

  • Tamaño y peso. 
  • Edad del perro. 
  • Temperatura ambiental. 
  • Actividad física. 
  • Tipo de alimentación: húmeda o seca. 

Otros aspectos a tener en cuenta sobre la hidratación en perros

A pesar de que la hidratación canina es un tema relativamente sencillo, hay algunas falsas creencias que es necesario desmentir. Uno de los mitos más extendidos sobre el agua y los perros es que “cuanta más agua beba un perro mejor”. Sin embargo, esta consideración es un error, por diferentes motivos: 

  • Por una parte, porque la hidratación de nuestros amigos peludos también se realiza a través de la alimentación: la comida húmeda aporta más agua que el pienso seco.  
  • Por otra parte, porque como hemos comentado, las necesidades de agua varían en función de algunos aspectos como la actividad física o la época del año. 

Además, hay que tener en cuenta que, cuando una mascota bebe más agua de lo habitual, también puede deberse al curso de ciertas enfermedades, principalmente hormonales o infecciosas. De la misma manera, no beber o beber menos de lo normal también puede indicar la presencia de algunas patologías.  

En el artículo Por qué mi perro no bebe agua te explicamos algunos de los motivos más habituales de la falta de hidratación en perros.  En cualquier caso, debemos llevar a nuestro compañero cuadrúpedo al veterinario para confirmar el diagnóstico y proceder al tratamiento más adecuado. 

¿Qué debo hacer si mi perro no bebe suficiente agua?

Si crees que tu mejor amigo no bebe agua suficiente, puedes comprobar los síntomas de la deshidratación en perros. Si presenta alguno de estos signos, no dudes en llevarlo al veterinario inmediatamente. Él se encargará de determinar la causa de la falta de hidratación de tu mascota y establecer un tratamiento que le permita recuperar un nivel de agua óptimo para el funcionamiento de su organismo.  

Para prevenir los problemas derivados de la falta de agua en perros, es fundamental que ofrezcas a tu amigo peludo un suministro constante de agua limpia y fresca, así como una alimentación completa y equilibrada. ¿Todavía no conoces las ventajas de la comida personalizada para perros? Prueba el pienso personalizado de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido. Nuestros expertos en nutrición se encargarán de formular un pienso único para tu mascota, en función de sus características y necesidades individuales.