Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La alimentación del yorkshire terrier debe satisfacer su alta demanda energética.

Alimentación del yorkshire terrier: todo lo que debes saber

El yorkshire terrier es un perro muy cariñoso, divertido y juguetón. Su reducido tamaño lo convierte en un compañero ideal para vivir en un piso pequeño. Si estás pensando en adoptar a un perro de esta raza, en el artículo de hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre la alimentación del yorkshire terrier. 

Características del yorkshire terrier

El yorkshire terrier es uno de los perros pequeños más populares del mundo. Estas son las características físicas que presentan los peludos de esta raza: 

  • Miden entre 15 y 17 cm de altura y pesan entre 1 y 4 kg. 
  • Su cuerpo es compacto y su cabeza pequeña. 
  • Su característica más destacada es su pelo largo y liso, de color azul acero en el cuerpo y la cola y dorado en la cabeza, las patas y el pecho. 
  • Es una de las razas de perros con menor pérdida de pelo (insertar link)  
  • Viven aproximadamente entre 12 y 15 años. 

¿Cómo es el carácter del yorkshire?

El yorkshire es un perro muy inteligente y activo. Suele ser cariñoso y atento con sus dog parents, con quienes establece una relación muy estrecha. Se trata de una raza que se adapta muy bien a cualquier entorno y, por tanto, puede convivir con todo tipo de familias.  

Otro rasgo típico del temperamento del yorkshire terrier es su actitud desafiante y sobreprotectora, muy sorprendente para su pequeño tamaño. Para controlar este tipo de conductas y garantizar su equilibrio, es importante entrenar y socializar a los perros de esta raza desde que son cachorros. 

Consejos sobre la alimentación del yorkshire terrier

Los perros de tamaño pequeño tienen un metabolismo muy activo, por lo que consumen la energía a un ritmo más alto que las razas grandes. Ahora bien, como su estómago tiene una capacidad reducida, deben comer pequeñas cantidades en varias tomas repartidas a lo largo del día. Un pienso para yorkshire terrier debe tener en cuenta los siguientes factores: 

# Alta digestibilidad y palatabilidad

Para cuidar el delicado estómago de esta raza y prevenir trastornos digestivos, la comida del yorkshire debe estar compuesta por ingredientes naturales y de alta digestibilidad que favorezcan una buena digestión. Además, los perros pequeños suelen ser muy caprichosos con la comida, así que conviene ofrecerles un pienso de gran palatabilidad que se adapte a sus preferencias de sabor. 

# Salud dental

Cuidar la dentadura de nuestros amigos peludos es especialmente importante en los perros de raza pequeña, ya que tienden desarrollar patologías periodontalesLos yorkies generan una gran cantidad de sarro, que puede conducir a la formación de cálculos dentales y la consecuente pérdida de piezas dentales. A diferencia de las comidas húmedas, el pienso seco favorece la masticación y salivación y ayuda a reducir la acumulación de sarro 

# Cuidado del pelo

El yorkshire terrier tiene un precioso manto que debemos cuidar a diario para que se mantenga limpio, sedoso y brillante. Además de cepillarlo convenientemente, es importante que su alimentación contenga nutrientes que favorezcan la salud cutánea y capilar, como los ácidos grasos omega 3 y la biotina.  

¿Cuál es el mejor pienso para un yorkshire terrier?

El mejor pienso para un yorkshire terrier es un pienso para perros de raza pequeña que garantice el aporte calórico que este activo peludo necesita.  La comida para este tipo de perros debe contener las proporciones adecuadas de nutrientes esenciales y presentarse en croquetas que estimulen la masticación y mejoren la digestión. 

El tamaño y la raza son determinantes a la hora de elegir la mejor alimentación para el yorkshire terrier. Ahora bien, también hay que tener en cuenta otros factores como la edad, el estilo de vida y el nivel de actividad. Por eso, el equipo de nutricionistas veterinarios de Happets se encarga de formular un pienso único y personalizado para tu peludo, en función de sus necesidades y patologías específicas.