Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Tanto a la hora de ofrecerles alguna golosina saludable, como por cuestiones de seguridad, es muy importante que tengamos claro cuáles son los alimentos prohibidos para los perros.

¿Cuáles son los alimentos prohibidos para perros?

Algunos alimentos que son habituales en nuestras casas son muy tóxicos para nuestros amigos peludos. Por eso, tanto a la hora de ofrecerles alguna golosina saludable, como por cuestiones de seguridad, es muy importante que tengamos claro cuáles son los alimentos prohibidos para los perros.  

¿Qué alimentos están prohibidos para los perros?

Aunque hay otros productos alimentarios que pueden ser perjudiciales para tu peludo, por cuestiones de alergias e intolerancias, a continuación te explicamos qué alimentos están prohibidos para todos los perros y, por tanto, no deben ingerir bajo ningún concepto. 

# El chocolate

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el chocolate es siempre el primero de la lista de alimentos que no pueden comer los perros.  El principio activo que produce la intoxicación es la teobromina, un alcaloide que es tóxico para perros y gatos. Una pequeña dosis de chocolate puede ser tóxica, sobre todo en animales jóvenes o  de poco peso. La gravedad del cuadro depende del tipo de chocolate (cuanto más negro y puro, más peligroso es), el peso del animal, la cantidad que ha tomado y el tiempo que trascurre desde la ingestión. 

Los síntomas que puedes observar son, entre otros: vómitos, dolor abdominal, inestabilidad al caminar, respiración acelerada, temblores musculares y convulsiones. Aunque pueden aparecer a las pocas horas, estos síntomas pueden tardar todo un día en manifestarseSi tu perro ha podido ingerir chocolate por accidente, ¡acude al veterinario lo antes posible!   

# El café

Otro alcaloide como es la cafeína es la sustancia que convierte al café en un alimento prohibido para los perros. Como en el caso del chocolate, la cafeína puede causar graves trastornos nerviosos, cardíacos y digestivos en nuestros compañeros peludos. Los síntomas que podrás ver son nerviosismo, palpitaciones, convulsiones e incluso un colapso o la muerte. Si crees que tu perro ha ingerido café, ¡contacta rápidamente con tu veterinario! 

# Las uvas y las pasas

Las uvas y las pasas no forman parte de las frutas que pueden comer los perros, ya que pueden causarles problemas renales. No se conoce con exactitud cuál es la sustancia exacta que causa la toxicidad, pero se sospecha de una micotoxina. Las pasas son incluso más peligrosas que las uvas porque, al estar deshidratadas, son más concentradas (la dosis tóxica de uva es aproximadamente 30g/kg de peso, mientras que las pasas pueden ser tóxicas a partir de 10g/kg de peso).

Los síntomas suelen aparecer a partir de las 6h tras la ingestión, e incluyen vómitos, diarrea, letargo, falta de apetito y temblores. Incluso pueden desembocar en una insuficiencia renal al cabo de 1-2 días (con deshidratación y falta de orina). Estos perros necesitan atención veterinaria intensiva y muchos de ellos no sobreviven. ¡Ten mucho cuidado con estos alimentos y consulta a tu veterinario!  

# Las cebollas, los ajos y los puerros

Incluso cocinados, estos alimentos pueden resultar muy peligrosos para nuestros peludos, ya que contienen tiosulfato, una sustancia que ni los perros ni los gatos pueden digerir. Basta una dosis de cebolla del 0,5% del peso de tu perro para que sea tóxica, mientras que el ajo tiene 5 veces más toxicidad.

La ingesta de forma continuada de pequeñas cantidades de ajos y cebollas también produce toxicidad. Los síntomas tardan unos días en aparecer, e incluyen vómitos, diarrea, letargia y dolor abdominal. Al cabo del tiempo puede desarrollarse una anemia hemolítica que requerirá tratamiento intensivo.  

# Los tomates, las berenjenas, los pimientos y las patatas

Estos vegetales se conocen como verduras solanáceas debido a su contenido en solanina, que es especialmente elevado en tomates verdes y patatas. La solanina es venenosa para los perros y la intoxicación que produce se manifiesta irritando las mucosas y provocando trastornos gastrointestinales. El único de estos alimentos que podemos dar a nuestros perros es la patata, siempre y cuando esté cocida y sin cáscara.  

# Los cacahuetes y las nueces

Algunos frutos secos, como los cacahuetes, las nueces de macadamia y las nueces sin madurar, son tóxicos para los perros. Su ingesta es perjudicial para su sistema nervioso, causando convulsiones, espasmos musculares, vómitos, diarrea e incluso ataques epilépticos. Como estos frutos secos forman parte de muchos pasteles y snacks, debemos tener especial cuidado y procurar mantener fuera del alcance de nuestros peludos cualquier producto alimentario que los contenga.  

# El xilitol

El xilitol es un edulcorante que se utiliza como sustituto sin calorías del azúcar, aunque algunas frutas y verduras lo contienen de forma natural en pequeñas cantidades. En estos alimentos, la dosis de xilitol es tan pequeña que no resulta peligroso, pero no así en aquellos productos que lo contienen artificialmente, como chicles, caramelos, dulces y helados. Los síntomas de su intoxicación consisten en debilidad, convulsiones, inestabilidad al andar e incluso fallo hepático.  

¿Cuál es la mejor alimentación para tu perro?

Además de tener en cuenta estos alimentos prohibidos para los perros, es fundamental que cuides la dieta de tu peludo con un pienso seco que garantice un aporte óptimo de energía y de nutrientes. El pienso personalizado Happets está compuesto por ingredientes naturales y de calidad y está especialmente formulado en función de las características específicas de cada peludo. Y es que la mejor manera de velar por el bienestar y la salud de tu perro es proporcionándole una dieta completa y equilibrada.  

Deja una respuesta