Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

El Síndrome de disfunción cognitiva (SDC) es un trastorno canino de carácter neuronal similar al Alzheimer en perros.

Alzheimer en perros: síntomas y tratamientos

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los dog parents de perros senior es si nuestros amigos peludos pueden desarrollar Alzheimer. Pues bien, debes saber que, en efecto, existe un equivalente del Alzheimer en perros. Se llama Síndrome de disfunción cognitiva y se trata de una enfermedad crónica y degenerativa. A continuación, te explicamos cuáles son sus síntomas y qué tratamientos hay que seguir para remediarlos.  

 ¿Qué es el Síndrome de disfunción cognitiva canina?

El Síndrome de disfunción cognitiva (SDC) es un trastorno canino de carácter neuronal muy similar a la enfermedad de Alzheimer en los seres humanos, por eso se le conoce comúnmente como el Alzheimer de los perros.  

Suele manifestarse en la última etapa de la vida. Aunque se trate de una enfermedad crónica, un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden ayudar a ralentizar el desarrollo de la enfermedad y mejorar significativamente la calidad de vida de los perros que la padecen.  

¿Cuáles son los síntomas del Alzheimer en perros?

La función cognitiva es fácil de medir en las personas, pero muy complicado de evaluar en nuestros amigos cuadrúpedos. Por eso, si queremos detectar a tiempo el Alzheimer en perros, debemos estar atentos a una serie de síntomas y cambios de comportamiento: 

1# Desorientación

Los perros con Síndrome de disfunción cognitiva suelen presentar síntomas de desorientación. Además de mostrar confusión aparente, pueden mirar fijamente a las paredes y tener dificultades para desplazarse o reconocer a sus seres queridos. 

2# Cambios en la actividad y la interacción social

El Alzheimer en los perros afecta a la manera en que los peludos interactúan con el entorno. Así, mientras que algunos animales se muestran más dependientes y temerosos, otros se vuelven más distantes, ariscos y retraídos. La disfunción cognitiva canina también afecta a los niveles de actividad: algunos perros pueden volverse más activos y otros más sedentarios. 

3# Alteración del ciclo de sueño

Los cuadrúpedos que padecen esta enfermedad suelen presentar dificultades para conciliar el sueño. Además, pueden despertarse agitados y desorientados en medio de la noche y ponerse a pasear, gemir o ladrar.  

4# Accidentes domésticos y problemas de memoria

Los perros con SDC suelen presentar una disminución en la respuesta a las órdenes aprendidas. La desorientación y los problemas de memoria derivados de esta enfermedad pueden generar un aumento de los accidentes domésticos.  

5# Ansiedad

La ansiedad es otro de los síntomas habituales del Alzheimer en perros. Los peludos con disfunción cognitiva suelen presentar una mayor ansiedad por separación y mostrarse más temerosos ante los estímulos auditivos.  

¿Qué tratamientos debemos seguir para tratar a los perros con SDC?

Como hemos comentado anteriormente, el SDC no tiene cura. Ahora bien, además de seguir el tratamiento farmacológico indicado por el veterinario, hay una serie de medidas que podemos tomar para frenar el desarrollo de la enfermedad y mejorar el bienestar de nuestro perro: 

# Adaptación de las rutinas

Lo mejor que puedes hacer por tu perro senior es ofrecerle una buena estimulación física y mental. Aunque tu amigo peludo no pueda seguir el mismo ritmo cuando era más joven, sigue necesitando ejercitar su cuerpo y su mente: 

  • El juego y el ejercicio ligero son tan importantes para un perro senior como lo son para los cachorros. La actividad física puede reducir el declive cognitivo.  
  • Los paseos olfativos, aunque sean tranquilos y relajados, pueden suponer una importante dosis de estimulación sensorial. 
  • Los juegos de inteligencia y los juguetes con comida ayudan a estructurar el tiempo libre y reduce la ansiedad. 

#Adaptación del entorno

Los perros con disfunción cognitiva son más propensos a tener accidentes en casa. En lugar de frustrarte y enfadarte, toma medidas para adaptar tu vivienda a la nueva situación de tu mascota. Por ejemplo, puedes eliminar algunos obstáculos físicos en las zonas de paso o habilitar un espacio interior para que haga sus necesidades.  

# Adaptación de la dieta

A pesar de que no podemos curar el Alzheimer en perros, una dieta sana y equilibrada puede mejorar la función cognitiva de los perros con SDC. Un pienso personalizado para perros seniorcon un aporte óptimo de ácidos grasos y antioxidantes, puede reforzar la salud mental de nuestro amigo peludo y mejorar su calidad de vida.