Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Para limpiar las heridas de los perros, utiliza un poco de suero fisiológico.

Aprende a curar las heridas de los perros paso a paso

Nuestros compañeros cuadrúpedos son animales muy curiosos y juguetones. Por eso, es muy habitual que sufran pequeñas heridas superficiales. Si vives con una mascota, seguro que alguna vez has tenido que limpiarle las heridas. ¿Tienes dudas al respecto? No te preocupes, en el artículo de hoy, te explicamos paso a paso cómo curar las heridas de los perros. 

Guía para curar las heridas de los perros

Si tu amigo peludo tiene una herida, lo primero que debes hacer es valorar la gravedad del asunto. ¿Se trata de una herida superficial o profunda? ¿Sangra mucho? En función del tipo de herida, deberás actuar de una u otra manera. 

Cómo reaccionar ante una herida grave 

Cuando las heridas de los perros son graves, es muy importante actuar con rapidez y mantener la calma. Si sangra abundantemente, hay que taponar la herida de inmediato y ejercer presión hasta conseguir cortar la hemorragia. Cuando se controla el sangrado, se debe poner un vendaje temporal y acudir inmediatamente al veterinario.  

Cómo curar una herida superficial paso a paso

Las heridas más comunes en nuestras mascotas suelen ser pequeños cortes, roces y quemaduras. Si son superficiales, como pequeñas heridas en las orejas o heridas de garrapatas en los perros, puedes curarlas tú mismo siguiendo estos pasos: 

1# Prepara a tu mascota

Por muy buen carácter que tenga tu perro, si la herida le duele, es probable que intente morderte mientras le curas. Para evitar mordiscos, te recomendamos que utilices un bozal o pidas ayuda a otro miembro de la familia para que sujete a tu amigo peludo. Por otra parte, si tu mascota tiene el pelo largo, tendrás que recortar un poco los pelos de la zona afectada antes de proceder a limpiar y curar la herida.  

2# Limpia la herida

Para limpiar las heridas de los perros, utiliza un poco de suero fisiológico. Puedes aplicarlo con gasas estériles o un paño limpio, pero nunca con algodón, ya que podría dejar restos de filamentos. Realiza la limpieza de adentro hacia fuera, así eliminarás toda la suciedad y evitarás que algunos restos vuelvan a entrar en la herida. 

3# Retira restos de materiales extraños

Además de limpiar la herida, debes revisarla detenidamente para asegurarte de eliminar bien todos los restos extraños que puedan provocar una infección: tierra seca, trozos de vidrio, restos de plantas, etc. 

4# Desinfecta la herida

Para completar la cura, hay que desinfectar bien la herida usando un poco de yodo diluido o clorhexidina. Este paso es especialmente importante si la herida estaba muy sucia.  

5# Deja que se seque al aire

Las heridas de los perros, si se tapan, pueden tardar más tiempo en cicatrizar. Por eso, te recomendamos que dejes la herida secar al aire. Ahora bien, en ese caso, tendrás que vigilar que tu perro no se lama o se rasque la herida, ya que de lo contrario podría infectarse. Por ejemplo, es muy habitual que un perro se lama la herida de la esterilización. Para evitar que tu amigo peludo se toque la herida, puedes usar un collar isabelino de plástico para perros convalecientes. 

Además de curar debidamente las heridas de los perros, también debemos cuidar de la salud interna, ofreciéndoles una alimentación sana y equilibrada. ¿Aún no conoces las ventajas de la alimentación a medida? Prueba la comida personalizada de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido. Utilizando solo ingredientes naturales y de primera calidad, nuestros expertos en nutrición canina crearán un pienso único para tu mascota, en función de sus características y necesidades individuales.