Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La artrosis en perros es una enfermedad crónica y degenerativa que ataca a las articulaciones.

Artrosis en perros: síntomas y cuidados

La artrosis es una enfermedad articular muy común en razas grandes y perros senior. Aunque se trata de una patología crónica, un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado son fundamentales para mejorar la calidad de vida de los peludos que la padecen. A continuación te explicamos cuáles son los síntomas de la artrosis en los perros y te damos algunos consejos para cuidar a un perro con artrosis.  

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una inflamación progresiva de las articulaciones causada por el deterioro de los cartílagos. En una articulación sana, el cartílago funciona como un amortiguador de los movimientos. En los casos de artrosis, la almohadilla cartilaginosa degenera, pudiendo provocar la fricción entre los distintos planos óseos de una articulación..  

La pérdida de la cápsula articular provoca inflamación y mucho dolor. Además, limita la amplitud de los movimientos e incluso puede generar la formación de protuberancias óseas. Aunque la artrosis en perros puede afectar a cualquier articulación, esta dolencia articular afecta con más frecuencia a las extremidades y la parte inferior de la columna vertebral. 

Síntomas de la artrosis en perros

Como los síntomas de la artrosis no se hacen evidentes hasta que la articulación está muy afectada, la artrosis puede ser muy difícil de detectar en sus primeras etapas. Por eso, es fundamental vigilar a los perros mayores o de mediana edad y llevarlos inmediatamente al veterinario si presentan algunos de los siguientes síntomas:  

  • Cojera o rigidez articular. 
  • Dificultad para incorporarse. 
  • Reticencia a correr, saltar o jugar. 
  • Pasividad y letargo. 
  • Aumento de peso. 
  • Irritabilidad o cambios de comportamiento.  
  • Hostilidad hacia las caricias y muestras de cariño. 
  • Dificultad para orinar o defecar. 
  • Pérdida de masa muscular. 

Cuidados para perros con artrosis

La artrosis es una patología crónica y degenerativa que no tiene cura conocida. Cuando se diagnostica la artrosis en perros, el tratamiento suele centrarse en disminuir el dolor, controlar la inflamación y frenar el desarrollo de la enfermedad. Además de seguir una dieta adaptada y un tratamiento veterinario, hay una serie de cuidados que pueden ayudar a reducir los dolores derivados de esta enfermedad: 

1# Mantener un control del peso

Tanto los perros de raza grande como los perros seniors, que son los perfiles con más tendencia a sufrir artrosis, tienen a su vez una mayor predisposición al sobrepeso. Si consigues que tu perro se mantenga en su peso ideal, sus articulaciones soportarán menos carga y por tanto, tu amigo peludo sufrirá menos dolor y tendrá menos molestias.  

2# Establecer una rutina adaptada de ejercicio físico

La falta de ejercicio físico empeora el cuadro clínico de la artrosis en los perros. Por eso, debes procurar que tu amigo cuadrúpedo no se convierta en un perro sedentario. Ahora bien, también debes adaptar las salidas y actividades a su condición física. Como ocurre con las personas, la natación es un ejercicio ideal para los perros artríticos, ya que el agua reduce y amortigua el impacto articular. 

3# Proporcionar una alimentación adaptada y suplementada

Aunque se trate de una dolencia crónica, una dieta para perros con problemas articulares ayudará a reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de tu peludo. Una alimentación personalizada para perros con artrosis debe contener los siguientes suplementos: 

  • Los condroprotectores como la glucosamina y el sulfato de condroitina aumentan la elasticidad de los cartílagos y reducen la inflamación de las articulaciones. El ácido hialurónico ayuda a mantener la cápsula articular. 
  • Los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 frenan el proceso de destrucción de los cartílagos e inhiben la acción de los agentes inflamatorios. 
  • Las vitaminas C y E retrasan el deterioro degenerativo de las articulaciones, contrarrestan el efecto de los radicales libres y estimulan la producción de colágeno.  

El pienso para perros con problemas articulares de Happets incorpora todos los nutrientes y suplementos necesarios para aliviar el dolor y fomentar la movilidad de los perros que sufren de artrosis. Además, su fórmula personalizada se adapta a las características, necesidades y síntomas específicos de cada cuadrúpedo.