Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La hidratación es fundamental para aliviar el calor en los perros.

¿Cómo aliviar el calor en los perros?

El calor en los perros puede resultar muy peligroso, por eso debes tener mucho cuidado con tu mascota durante los meses de verano. Aunque no hay nada malo en llevar de excursión a tu amigo peludo durante la época estival, hay una serie de precauciones que debes tener en cuenta. A continuación te damos algunos consejos para proteger a los perros del calor. 

Consejos para aliviar el calor en los perros

A diferencia de las personas, nuestros compañeros cuadrúpedos no disponen de glándulas sudoríparas en la piel. El calor en los perros solo se regula mediante el jadeo, factor que limita mucho su capacidad para refrigerarse. Por este motivo, son animales muy susceptibles de sufrir golpes de calor en verano. Si crees que tu perro tiene mucho calor, toma las siguientes precauciones: 

1# No lo dejes en sitios cálidos y con poca ventilación

Son suficientes muy pocos minutos para que un perro sufra un golpe de calor y se asfixie dentro de un coche. Por eso, aunque sea a la sombra y con la ventanilla entreabierta, nunca dejes a tu mascota dentro de un vehículo estacionado. Si tienes que hacer recados, lo mejor es dejar a tu peludo en casa en los días más cálidos. Y si tiene que acompañarte, llévalo contigo cuando salgas del coche. 

2# Controla su hidratación en todo momento

Cuando un perro tiene calor, necesita tomar más cantidad de agua para reponer líquidos. Procura que tu fiel compañero tenga siempre acceso a un cuenco con agua fresca y limpia. Cuando lo saques a pasear, no olvides llevar una botella de agua para que pueda hidratarse fuera de casa. 

3# Protégelo de los rayos solares

Asegúrate de que tu perro tenga un lugar fresco y apartado del sol donde descansar en las horas más cálidas del día. Al igual que las personas, los cuadrúpedos  también pueden quemarse con el sol, sobre todo los ejemplares de pelo corto. Para evitar las peligrosas y molestas quemaduras, protege a tu mascota con un protector solar especial para perros.  

4# Evita el ejercicio físico en las horas más calurosas

En verano debes reducir el tiempo de los paseos y evitar sacar a tu amigo peludo en las horas centrales del día. Para que tu perro no pase calor, aprovecha los momentos en que las temperaturas son más suaves para pasearlo: a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde.  

5# Mantén sus patas alejadas de superficies calientes

Cuando el sol aprieta, algunas superficies como el asfalto o el metal pueden alcanzar temperaturas muy elevadas. Mantén a tu mascota alejada del asfalto para que no se queme las almohadillas de las patas.  

6# Mójalo con agua fresca de vez en cuando

Refresca a tu compañero cuadrúpedo con baños de agua fresca o mojándole la cabeza y el tronco con una manguera. Poner en el jardín o en la terraza una pequeña piscina es una opción ideal para aliviar el calor de tu perro en verano. 

Cuida la hidratación y la alimentación de tu perro en verano

Todos estos consejos para proteger a los perros del calor pueden resumirse en dos recomendaciones: procura que esté siempre fresco y bien hidratado. Una manera diferente de aliviar el calor en los perros es incluyendo en su dieta algunas de las frutas y verduras de verano aptas para el consumo canino.

Eso sí, no olvides que la base de la dieta de tu amigo peludo debe ser un pienso completo y equilibrado que se adapte a sus necesidades calóricas y nutricionales. ¿Todavía no conoces las ventajas de la alimentación a medida para perros? Prueba la comida personalizada para perros de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido.