Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La ansiedad por separación en perros no es solo una consecuencia de dejar al perro solo.

Cómo detectar la ansiedad por separación en perros

La ansiedad por separación es uno de los trastornos más frecuentes entre nuestros amigos peludos. A diferencia de lo que suele creerse, no es simplemente una consecuencia de dejar al perro al solo, sino que suele estar relacionada con otros motivos. En el artículo de hoy te explicamos en qué consiste exactamente la ansiedad por separación en perros y cuáles son las causas y los síntomas de este problema que afecta una importante parte de la población canina.  

 ¿Qué es la ansiedad por separación en perros y cuáles son sus causas?

Se conoce como ansiedad por separación a un estado de estrés que sufre el perro cuando se queda solo o se separa de uno o varios de sus familiares. Este trastorno no tiene que ver con una dependencia del perro hacia su cuidador, sino por una incapacidad a la hora de gestionar la situación de soledad.  

Para el perro, el dog parent es una figura de referencia que lo guía y le proporciona protección. En algunos casos, la separación por un periodo de tiempo determinado hace que el perro se sienta en peligro. Cuando se siente desprotegido, el animal activa un estado de alerta que puede derivar en una ansiedad incontrolable. Al perder el control de la situación, aparecen una serie de síntomas y comportamientos indeseados como destruir objetos o ladrar y llorar desesperadamente.  

El origen de este trastorno suele estar relacionado con algunos de los siguientes motivos: 

  • El destete prematuro (antes de las 8 semanas de edad). 
  • El hiperapego patológico hacia sus familiares. 
  • El abandono o cambio de hogar. 
  • Cambios en su rutina o en sus hábitos diarios. 
  • Algún episodio traumático que el perro haya experimentado mientras estaba solo en casa.  

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación en perros se diagnostica al detectar en el animal una serie de comportamientos anómalos y poco habituales. Podemos dividir estos síntomas en dos grupos: los signos que presenta el perro durante la separación y los síntomas asociados que manifiesta antes o después de quedarse solo.  

1# Síntomas durante la separación 

Durante la separación, los peludos que sufren este tipo de ansiedad, pueden mostrar síntomas productivos y síntomas deficitarios. Los síntomas productivos son: 

  • Comportamiento destructivo. La ansiedad por separación es uno de los motivos por los que un perro destroza la casa cuando se queda solo. Además de atacar objetos y muebles, también puede llegar a esparcir la basura. 
  • Ladridos excesivos, llantos, gemidos e incluso aullidos. 
  • Orinar o defecar dentro de casa, especialmente cerca de la puerta de entrada. 
  • Vómitos o diarrea. Este síntoma es menos frecuente y solo se manifiesta en los casos más graves.  

En cuanto a los síntomas deficitarios, son estos tres: 

  • No comer nada. 
  • Dejar de beber. 
  • Ignorar por completo los juguetes.  

Algunos perros solo presentan este tipo de síntomas. En estos casos, el diagnóstico es más complicado, ya que se trata de signos que solo se manifiestan en soledad. No obstante, los perros suelen comer y beber compulsivamente cuando sus dog parents vuelven a casa.  

2# Síntomas posteriores o previos a la separación

  • Ansiedad anticipatoria. Cuando el perro identifica que su dog parent está a punto de salir, se muestra nervioso, llora, gime, ladra y lo sigue a todas partes intentando captar su atención. 
  • Recibimiento exagerado. Incluso antes de que su cuidador llegue a casa, el perro empieza a ladrar, saltar y rascar la puerta. Cuando finalmente entra, se sigue mostrando nervioso y se comporta de manera exagerada.  

Si detectas alguno de estos síntomas en tu amigo peludo, es importante que lo lleves al veterinario cuanto antes para confirmar que se trata de un caso de ansiedad por separación en perros y no de otro tipo de patología. Una vez diagnosticada la ansiedad por separación, es fundamental seguir el tratamiento indicado por el veterinario para restablecer su estabilidad emocional.