Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

evitar que tu perro pida comida

Cómo evitar que tu perro pida comida en la mesa

Con las fiestas navideñas nuestras mesas se llenan de tentaciones. Para nosotros y para nuestros amigos perrunos, que aprovechan la llegada de nuevos invitados para ponerles ojitos y suplicar que les concedan algún capricho. Si queremos evitar que nuestro perro pida comida en la mesa, debemos mantenernos firmes y no ceder a sus encantos. Es la única forma de que esta conducta no se convierta en un hábito.

Antes que nada, debemos entender que aunque se trate de un comportamiento molesto, para nuestros perros pedir comida es algo instintivo y natural, así que no podemos culparlos. Como dog parents, debemos asumir nuestra responsabilidad y encargarnos de su educación. Hoy hemos preparado algunos recomendaciones que te ayudarán a corregir este comportamiento tan fastidioso.

10 consejos para evitar que tu perro te pida comida

  1.  Dale su comida antes. La primera medida para que tu perro no venga a mendigar a la mesa es darle su comida antes de servir la tuya. Además, como los perros son animales rutinarios, si respetas los horarios de sus comidas será menos probable que muestre interés en lo que hay en vuestros platos.
  2. Enséñale cuál es su comida. Cuando tu perro empiece a mostrar interés por tu comida, coge su comedero y muéstrale su pienso. Debe entender de quién es cada comida.
  3. Mantén a tu perro fuera de la mesa. Si tu peludo se apoya en la mesa, debes hacer que se vaya. Acompáñalo tranquilamente con tus brazos y no le prestes más atención de la necesaria. Poco a poco irá entendiendo que ese no es su lugar.
  4.  No utilices la violencia. No es necesario gritar ni hacer aspavientos. Y mucho menos caer en la violencia. Pedir comida es un comportamiento natural y tu deber es educarlo con cariño y respeto. Con un simple “no” claro y directo, tu mensaje será más efectivo.
  5. Da instrucciones a tus invitados. Pide a tus invitados que no le den comida a tu perro bajo ningún concepto. Sobre todo a los niños, pues son sus principales aliados. Déjales claro que está completamente prohibido y que es por el bien de todos.
  6. Entreténlo con un juguete. Otra estrategia para desviar su interés de vuestra comida es darle algún juguete para que se mantenga entretenido. De esta forma, en lugar de pedirte comida, te pedirá el juguete.
  7.  Mantente firme. La mejor manera de evitar que tu perro te pida comida es no dándole alimentos para humanos. Además de malacostumbrarlo, puede ser peligroso para su salud, como ya te explicamos en este artículo. Sé fuerte y recuerda que la perseverancia es la única manera de educar a tu mascota.
  8.  Cierra la puerta. Si nada de lo anterior funciona, saca a tu compañero perruno de la habitación donde os encontréis y después cierra la puerta. Otra opción es poner una barrera como la de los bebés para impedirles llegar hasta la mesa.
  9. Sé paciente con los perros adultos. Lo mejor es educar a tu peludo desde cachorro. Cuando son adultos, es más complicado evitar este tipo de comportamientos, así que debes tener paciencia si quieres cambiarlo.
  10.  Edúcalo con premios. En lugar de castigarlo cuando se porte mal, te recomendamos premiarlo cuando lo haga bien. Es la mejor manera de potenciar las buenas conductas y reeducar los malos hábitos.

Todos estos consejos pueden resumirse en uno solo: alimentar a tu perro exclusivamente con el mejor pienso para perros. Si la comida que le damos es completa y equilibrada, un perro puede alimentarse solo a base de pienso. Y si además, es personalizada y apetecible, será más fácil evitar que tu peludo pida comida en la mesa.

Deja un comentario