Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

La llegada de un cachorro es un momento especial

Cómo prepararse para la llegada de un cachorro

¿Has decidido adoptar a un cachorro? ¡Bien! Seguro que vais a ser muy felices. La llegada de un cachorro es un momento mágico, casi como la llegada de un bebé, pero que requiere de unos preparativos.

Vas a entrar en el maravilloso club de los dog parents, que dicho sea de paso, cada vez es más extenso. En el artículo Estas son las multas que te pueden poner si tienes perro”, además de prevenirte respecto a las sanciones, te contábamos que en España hay más de 12 millones de perros. En concreto, en los últimos cinco años, el número de animales de compañía ha aumentado en un 40%, y las cifras siguen subiendo.

Así que, si eres novato en esta materia, te vamos a contar qué preparativos son necesarios para que la adaptación del cachorro a su nuevo hogar sea un éxito para todos.

¿Qué hacer antes de la llegada de un cachorro?

Lo primero que tendrás que hacer es comprar, si no los tienes ya, elementos básicos para el cuidado de un cachorro:

  • Comederos y bebederos. Preferiblemente de acero inoxidable, ya que no retienen olores. Elige un tamaño adecuado al de tu perro, para que no le resulte incómodo, y procura mantenerlos limpios, para evitar enfermedades.
  • Correa y collar. También en este caso es importante que tengas en cuenta el tamaño. Una correa demasiado larga no te va a permitir controlarlo como deberías, ya que los cachorros quieren explorar y suelen tirar mucho. Ten en cuenta que tendrás que cambiar tanto la correa como el collar a medida que tu peludín va creciendo. En cachorros es aconsejable usar un collar tipo arnés para garantizar que la presión que el perro ejerce al tirar de la correa no se concentra en el cuello.
  • Elegir veterinario. Es recomendable que los cachorros pasen una revisión completa lo antes posible. Así que, si no conoces a ninguno, seguro que alguien de tu entorno te recomendará un profesional de confianza.
  • Productos de higiene. Cepillos, peines y champús adecuados para el tipo de pelaje de tu peludo. Acostúmbrate a cepillarlo, aunque tenga pelo corto, ya que así será más fácil para él en las épocas de muda, y lo verá como un hábito. En cuanto al primer baño, tu veterinario te dirá cuánto tiempo debes esperar después de las vacunas. Una vez que te dé el visto bueno, lo recomendable es un baño al mes, pero a veces te tocará alguno más. Ya se sabe, a los pequeñines les encanta ensuciarse. Si necesitas saber más sobre higiene perruna, consulta nuestra Guía básica de higiene y limpieza para perros.
  • Prevención de riesgos domésticos. Es importante prever los peligros con los que podría topar tu perro. Pon protectores en los enchufes y organiza los cables para que no queden a su alcance. Asegúrate de guardar todos los objetos pequeños que pueda tragarse o que supongan un riesgo para la salud de tu cachorro. Si tienes balcón, terraza o patio inspecciona la zona para comprobar que el cachorro no puede colarse por ningún agujero o abertura. Si es preciso, pon rejillas. Y, sobre todo, que los medicamentos o productos de limpieza nunca estén a su alcance. Como dice el refrán: más vale prevenir que curar.
  • Acondiciona un espacio para tu cachorro. Tu perro necesitará una cama, donde dormir y sentirse resguardado y tranquilo. Las primeras noches probablemente llore o esté algo inquieto. Si le das una pieza de ropa tuya que hayas usado, se sentirá más protegido ya que te olerá.

¿Qué tipo de dieta debe seguir un cachorro y cuáles son las pautas de alimentación para cachorros?

Como mamíferos que son, los cachorros de perro se alimentan exclusivamente de leche materna, preferiblemente durante las tres primeras semanas de vida, aunque lo ideal es que mamen durante los dos primeros meses.

Si por algún motivo ha tenido que ser separado de la madre antes de tiempo, hay que darles leche artificial ayudándote de un biberón. No le des leche de vaca, ya que su alto contenido en lactosa podría causar una alergia alimentaria. Tu veterinario te indicará cuál es la mejor opción en cada caso.

Cuando llega el momento de introducir sólidos es recomendable hacerlo gradualmente, para su organismo vaya acostumbrándose y pueda digerir fácilmente su nuevo alimento. Por ejemplo, puedes hacer una papilla con el pienso añadiendo un poco de leche artificial o agua para conseguir una textura fina y servirla a una temperatura adecuada, ni muy fría ni muy caliente.

Es de vital importancia que elijas un pienso para cachorros de calidad y que vayas adaptando las dosis diaria a su ritmo de crecimiento, para garantizar que tu cachorro está recibiendo todos los nutrientes que necesita para crecer fuerte y sano. Si eres ‘papá perruno primerizo’ en este post encontrarás las claves para elegir el mejor pienso para tu cachorro.

Probablemente la siguiente pregunta que te estés haciendo es ¿cuántas veces come un cachorro?. Todo depende de su raza, tamaño y de sus cualidades individuales. Lo más recomendable es que coma muchas veces al día, entre 4 y 6, y en pequeñas cantidades.

¿Un cachorro puede alimentarse únicamente con pienso?

Sí. A partir de los dos meses de edad, un cachorro puede seguir una dieta exclusiva de alimento seco. Tu nuevo compañero está creciendo, y como el pienso pasa a ser su única fuente nutrientes, necesitará un pienso para cachorros completo y equilibrado.

El equipo de veterinarios expertos en nutrición de Happets “perronalizan” las recetas teniendo en cuenta las características de cada perro, en cada etapa de su vida. Porque un cachorro necesita diferentes nutrientes que un perro adulto.

Deja un comentario