Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Las heridas en las almohadillas de los perros son heridas leves, pero de difícil curación.

¿Cómo tratar las heridas en las almohadillas de los perros?

Las almohadillas de los perros son los tejidos que se encuentran en la parte inferior de sus patas. Como están en contacto permanente con el suelo y soportan todo el peso del animal, el cuidado de las almohadillas es fundamental para el bienestar de nuestros amigos peludos. En el artículo de hoy te contamos cómo prevenir las heridas en las almohadillas de los perros y te damos algunos consejos para curarlas.  

¿Por qué aparecen heridas en las almohadillas de los perros?

Las heridas en las almohadillas de los perros son muy frecuentes y son provocadas por alguno de los siguientes motivos: 

1# Por erosión

El desgaste de las almohadillas caninas es una de las causas más frecuentes de las heridas que se producen en esta zona de las patas. Los factores que provocan esta erosión son: 

  • La dureza de la superficie. Cuanto más duro y rígido es el suelo, más erosión se produce en la planta de las patas de nuestros compañeros cuadrúpedos. Las superficies que más heridas causan en las almohadillas son el asfalto y el hielo.  
  • El exceso de ejercicio. Someter a tu perro a una actividad física más intensa y prolongada de lo habitual puede causarle lesiones en las almohadillas.  
  • La falta de ejercicio. Cuando un perro no realiza suficiente ejercicio, el tejillo de sus almohadillas se ablanda. Esta falta de tonificación provoca que aparezcan heridas al menor esfuerzo.   

2# Por quemadura

Las temperaturas extremas como el exceso de frío y de calor pueden provocar quemaduras en las almohadillas de tu perro. Evita pasear a tu perro sobre el asfalto caliente en verano y dosifica las salidas a la nieve para reducir el riesgo de quemaduras.  

3# Por traumatismo

Algunos objetos punzantes como las astillas, los cristales o los clavos pueden causar heridas profundas en las almohadillas caninas. En muchas ocasiones, el tratamiento de este tipo de traumatismos requiere incluso puntos de sutura.  

Consejos para prevenir este tipo de heridas

Aunque es difícil controlar las 24 horas a nuestros compañeros peludos, si pones en práctica los siguientes consejos evitarás muchas heridas en las almohadillas de los perros.

1# No sometas a tu perro a temperaturas extremas

Durante los meses de verano, evita pasear a tu perro durante las horas centrales del día y esquiva las superficies más duras y calientes como el asfalto. En invierno, procura que tu amigo perruno no pase mucho tiempo caminando sobre terrenos nevados. 

2# Esquiva los suelos con objetos punzantes

Adapta las rutas de tus paseos para esquivar las zonas que puedan albergar objetos punzantes como cristales rotos o restos de metal.  

3# Controla el ejercicio físico de tu perro

Tal y como hemos explicado anteriormente, tanto el exceso como la falta de ejercicio fomentan la erosión de las almohadillas caninas. Por eso, es fundamental que aprendas a dosificar la actividad física de tu amigo cuadrúpedo.  

4# Usa productos para endurecer y regenerar las almohadillas

Hoy en día hay pomadas especialmente indicadas para endurecer y reforzar el tejido de las almohadillas de los perros. Te recomendamos utilizar este tipo de cremas cuando tu peludo vaya a caminar más tiempo de lo habitual.  

También existen productos naturales como los geles de aloe vera, que tienen propiedades hidratantes y regeneradoras y, por tanto, sirven tanto para prevenir como para curar las heridas de las almohadillas en los perros. 

¿Cómo curar las lesiones en las almohadillas?

El tratamiento de las quemaduras y los traumatismos en las almohadillas de los perros dependerá de la gravedad de las heridas. Si son profundas y presentan hemorragia, hay que llevar al animal inmediatamente al veterinario. 

En el caso de las heridas más superficiales, puedes realizar las primeras curas en casa antes de acudir al veterinario 

  • Limpia la almohadilla con agua tibia.  
  • Desinfecta la herida con un antiséptico suave apto para la piel.  
  • Tapa la herida con un vendaje (puede ser incluso un calcetín) procurando no aplicar excesiva tensión sobre la pataEsto ayudará a que la almohadilla se mantenga limpia mientras acudes al veterinario  

Las heridas en las almohadillas de los perros son heridas leves, pero de difícil curación, ya que están situadas en zonas muy sensibles y en continua fricción. Por eso, aunque se trate de lesiones superficiales, requieren del tratamiento y la atención necesaria para evitar mayores complicaciones.