Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

El principal cuidado del pomerania es la gran atención que requiere.

Cuidados del pomerania: alimentación, higiene y mucho más

El pomerania es una de las razas de perros toy miniatura más populares en todo el mundo. Detrás de su expresión dulce y su apariencia de peluche, se esconde un perro muy activo, cariñoso e inteligente. Si tienes un pequeño peludo de esta raza o estás pensando en adoptar uno, hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la alimentación, la higiene y los cuidados del pomerania 

Todo lo que necesitas saber sobre los cuidados del pomerania 

El pomerania, también conocido como Spitz enano alemán o Lulú de Pomerania, es un perro muy afectuoso que requiere de mucha atención por parte de sus dog parents.  No obstante, a pesar de ser un perro que demanda mucho cariño, el pomerania necesita que respeten su espacio: no le gusta estar siempre en brazos ni sentirse agobiado.  

Estos son los principales cuidados del pomerania que debes tener en cuenta para garantizar el bienestar de este pequeño y simpático peludo: 

1# Consejos para una óptima higiene del pomerania

  • Para no dañar el característico pelaje de esta raza, te recomendamos que bañes a tu pomerania solo en caso de necesidad o siguiendo los consejos de tu veterinarioUtiliza siempre champús y acondicionadores de calidad, específicos para perros de pelo largo.  
  • Cepíllalo suavemente y desenreda su pelo con cuidado antes de bañarlo. Y cuando termines de lavarlo, sécale bien el pelo para que no quede húmedoPuedes utilizar el secador, manteniendo siempre una distancia prudencial para evitar que se queme.  
  • El pomerania tiene tendencia a la acumulación de sarro y el desarrollo de problemas dentales. Por eso, debes acostumbrar a tu peludo desde cachorro a limpiar sus dientes con frecuencia y revisar regularmente su dentadura. 

2# Los cuidados del pelo del pomerania

Debido a su abundante y delicado pelaje, lo ideal es cepillar al pomerania todos los días o, como mínimo, dos veces por semana. Durante las épocas de muda sí que es imprescindible cepillarlo diariamente.  

Como ocurre con otras razas, el pelo de este pequeño peludo consta de dos capas:  la capa externa, compuesta por un pelaje largo y liso; y la capa interna, más corta y densa. Para garantizar el mantenimiento de ambas capas, te recomendamos que utilices dos tipos de cepillo: 

  • Un cepillo de cerda suave, de doble capa o de púas largas para el cepillado diario: siempre a favor del pelo, por capas y sin dar tirones. 
  • Un peine metálico o rastrillo para desenredar el pelo: solo para deshacer los nudos, peinado con mucho cuidado. 

Ten en cuenta que el pelaje de esta raza no tolera bien los cortes de pelo e incluso pueden causarles problemas de salud. Quien mejor sabrá aconsejarte sobre el cuidado del pelaje de tu pomerania será un profesional experimentado en peluquería canina: ¡déjate asesorar por un especialista! 

3# La actividad física y mental de este pequeño peludo

Los perros de esta raza son muy enérgicos e inteligentes. Por eso, la actividad física y mental es otro de los cuidados del pomerania que no debes pasar por alto. El pomerania necesita mantenerse activo y estimulado constantemente: sácalo a pasear dos o tres veces al día y utiliza juegos de inteligencia para mantener su mente activa.  

¿Cuál es el mejor pienso para el pomerania?

Por regla general, los perros de raza pequeña o mini tienen mayores requisitos enérgicos que los perros de raza grande o gigante. Por eso, la mejor comida para un pomerania es un pienso para perros de raza pequeña que cumpla con el aporte calórico que este perro necesita. 

El tamaño y la raza son determinantes a la hora de elegir qué comida para perros de raza pequeña es la más adecuada para tu pomerania. No obstante, también hay que tener en cuenta otros factores como la edad, el estilo de vida y el grado de actividad del perro. 

El pienso seco y personalizado de Happets se adapta perfectamente a las necesidades y patologías de cada peludo, gracias a un equipo de nutricionistas veterinarios que se encarga de formular una comida única y específica para cada caso.  

Deja un comentario