Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Las grasas saturadas de origen animal son grasas buenas para perros.

Descubre cuáles son las grasas buenas para perros

Aunque hoy en día se habla mucho de la diferencia entre grasas buenas y grasas malas, no debemos extrapolar nunca los principios de la alimentación humana a la alimentación de nuestros amigos peludos. Los requerimientos nutricionales de los perros son muy diferentes de las necesidades que tienen las personas. Además, el organismo canino no asimila de la misma forma que el cuerpo humano los distintos tipos de grasas que existen. En el artículo de hoy te explicamos cuáles son las grasas buenas para los perros y qué beneficios les aportan los distintos tipos que existen. 

¿Las grasas son buenas para los perros?

Las grasas son un elemento esencial en la dieta de los caninos (¡y felinos!) y están incluidas en las guías internacionales que deben seguir todos los fabricantes de comida para perros. Esto significa que todos los alimentos para perro deben contener unos niveles específicos de determinados tipos de grasa. Pero ¿por qué son tan importantes?  

  • Representan una fuente de energía esencial para el funcionamiento de su organismo. 
  • Promueven una correcta distribución y absorción de las vitaminas liposolubles, es decir, las vitaminas A, D, E y K. 
  • Tienen una importante función estructural en las membranas celulares y actúan como precursores de algunas hormonas. 

¿Cuáles son las grasas buenas para los perros?

En función de su estructura química, las grasas se pueden clasificar en ácidos grasos saturados e insaturados. Estos últimos, a su vez, se dividen entre los monoinsaturados y los poliinsaturados. Tanto los ingredientes de origen animal como los de origen vegetal pueden aportar distintos tipos de grasas.  

Los perros, pese a considerarse omnívoros, consumen una elevada cantidad de proteínas de origen animal. Este tipo de proteínas suelen ir acompañadas de grasas saturadas, un tipo de lípidos que son fácilmente asimilables por el sistema digestivo de nuestras mascotas y que no suponen ningún riesgo para su salud. Éste sería el tipo de grasa mayoritario de la ternera o el cerdo, por ejemplo. 

Dentro de las grasas insaturadas, las más destacables son los ácidos grasos esenciales. De este tipo de lípidos, los perros requieren consumir omega-6 y omega-3 en su dieta porque son incapaces de producirlos por sí mismos. Estos ácidos grasos tienen funciones muy relevantes: 

  • Refuerzan el sistema inmunológico. 
  • Mejoran la salud de la piel y el pelo de los perros.  
  • Previenen la aparición de alergias y mejoran sus síntomas. 
  • Contribuyen a la formación del cerebro y favorece el desarrollo neuronal de los cachorros. 
  • Ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.  
  • Mejoran las capacidades cognitivas de los perros senior. 

Estos nutrientes se pueden obtener de diversas fuentes de origen animal y vegetal, como aceites de semillas, grasa de pollo o aceite de pescado. Es importante asegurar que tanto la cantidad como las proporciones de estos ácidos grasos sean adecuados en la dieta del perro.   

¿Cuál es la mejor manera de incluir grasas buenas en la dieta canina?

Por ley, los alimentos comerciales para perros deben estar perfectamente formulados para asegurar el aporte adecuado de cada tipo de grasa. Los especialistas en nutrición escogerán cuidadosamente los ingredientes adecuados para cada receta. Precisamente por este motivo, si alimentamos a nuestro perro con un pienso completo y equilibrado, no tendremos que ofrecerle ningún tipo de suplemento.  

Mientras estén formulados con ingredientes frescos y de calidad, un pienso de buey o de cordero para perros será igual de bueno que un pienso de salmón o de pollo. Lo importante es que la comida de nuestros peludos se adapte a sus necesidades específicas y garantice los niveles adecuados de cada uno de los nutrientes. 

Para conseguir que cada perro reciba exactamente las cantidades que necesita de cada nutriente, Happets crea un pienso personalizado en función de las características específicas de cada peludo. Las recetas de Happets solo contienen ingredientes naturales y no incorporan ni azúcares, ni colorantes, ni saborizantes artificiales. Además, la carne y el pescado de primera calidad es la base de todos sus piensos y, para adaptarse a los gustos de nuestros amigos cuadrúpedos, te permite escoger entre cuatro sabores diferentes: pollo, ternera, cordero y salmón.