Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

el galgo

Galgo: alimentación, cuidados y curiosidades

Todo el mundo relaciona al galgo con la caza. Sin embargo los perros de esta raza han pasado de ser criados para cazar, a convertirse en una de las razas más habituales en los hogares de nuestro país.Y es que a pesar de su habilidad para alcanzar altas velocidades, los galgos son perros muy tranquilos que se adaptan muy bien a espacios interiores.

Tanto si tienes un galgo, como si estás pensando en adoptar uno, a continuación te explicamos todo lo que necesitas saber para convivir con estos espigados peludos.

Cómo es el galgo y cuáles son sus características principales

1 # Tranquilos y silenciosos

Los galgos son perros tranquilos, sosegados y muy silenciosos. No suelen ladrar y les encanta dormir. El carácter dócil y afable de estos perros los suele hacer aptos para la convivencia con niños pequeños.

2 # Cariñosos pero tímidos

Aunque son perros muy cariñosos con su familia, suelen mostrarse distantes con los desconocidos. El galgo es un perro tímido que puede volverse asustadizo si sus dog parents no contribuyen a su socialización.

3 # No necesitan mucho espacio

A pesar de su tamaño, el galgo no necesita mucho espacio para vivir. De hecho, es una de las razas de perros grandes que se adapta mejor a espacios pequeños.

¿Cómo alimentar a un galgo?

Dependiendo si está en la fase cachorro, adulto o senior, deberemos alimentar un galgo de diferentes formas. Un galgo en fase de crecimiento necesitará una alimentación para cachorros, específica para Galgos, para su perfecto desarrollo. Cuando el Galgo es adulto necesitará una dieta completa y equilibrada que garantice el aporte óptimo de nutrientes. Asimismo, cuando alcance la vejez lo más recomendable es optar por una alimentación para perros senior para prevenir problemas de salud y mejorar su calidad de vida.

A pesar de que los Galgos son uno de los perros con menos predisposición para contraer enfermedades, tiene tendencia a padecer torsión gástrica, tiene un tubo digestivo de poco recorrido y estrecho.Por eso, te recomendamos que cuides su alimentación siguiendo las siguientes medidas:

  • Repartir la comida en dos turnos diarios.
  • No dar de comer a tu Galgo justo después de realizar ejercicio.
  • Evitar que beba mucha agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Dejarle beber, pero evitar que se empache.

Por su metabolismo, el Galgo es un perro con tendencia a padecer problemas digestivos. Por tanto es es importante seguir una dieta personalizada para galgos, con un pienso rico en fibra y controlando las dosis de cada comida. El equipo de nutricionistas de Happets te ayudará a determinar cuál es la mejor alimentación para Galgos y formularán un pienso específicamente para tu galgo, altamente digestivo, adaptado a sus necesidades nutricionales y preferencias de sabor.

Consejos para cuidar de un galgo

1 # Poco ejercicio, pero intenso

Aunque su físico nos indique lo contrario, son perros que no demandan grandes dosis de ejercicio. Se les conoce como «40 mph couch potatoes» (sedentarios de 65 km/h), puesto que no requieren tranquilos paseos kilométricos, sino un par de carreras cortas y rápidas.

2 # Ropa de abrigo en invierno

Los galgos no tienen tantos depósitos de grasa como otros perros. Además, su pelaje es muy corto y poco tupido, por lo que suelen sufrir con las bajas temperaturas. Por este motivo, aconsejamos abrigarlos en invierno. Y es que, como te explicamos en este artículo, a veces la ropa para perros es necesaria. 

3 # Cuidado de su pelaje

El galgo no muda grandes cantidades de pelo, pero debemos cepillarlo habitualmente para facilitar su caída. Se le considera un perro bastante limpio, ya que tiende a asearse por sí mismo. Aún así, recomendamos seguir unas rutinas de higiene y lavarlo al menos una vez al mes.

Algunas curiosidades sobre los galgos

¿Sabías que el galgo es el perro más rápido del mundo y uno de los animales más veloces del planeta? ¡Puede llegar a alcanzar velocidades de 70 km/h y mientras está corriendo pasa el 75% del tiempo en el aire!

Además, es un perro muy literario: aparece en la Biblia, Shakespeare lo menciona en varias de sus obras y está presente en la primera frase de El Quijote: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.“

Si tu peludo es un galgo y te apetece compartir alguna anécdota con nosotros, ¡déjanos un comentario!

Deja un comentario