Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Las golosinas para perros son una herramienta muy eficaz en el adiestramiento de nuestros peludos.

Golosinas para perros: cómo debemos administrarlas

Las golosinas para perros nos ayudan a educar y adiestrar a nuestros amigos peludos. Sin embargo, si queremos evitar malos hábitos y problemas de sobrepeso debemos aprender a administrarlas y ofrecerlas solo para reforzar comportamientos positivos. En el artículo de hoy te enseñamos a utilizar las chuches para perros.

¿Para qué sirven las golosinas para perros?

Las golosinas para perros son una herramienta muy eficaz para hacer que tu amigo peludo se esfuerce por obtener algo a cambio. Siempre y cuando sean saludables, podemos utilizar chuches para perros con las siguientes finalidades:

  1. Como recompensa por el buen comportamiento.
  2. Como motivación para la educación y el adiestramiento.
  3. Para fomentar el ejercicio físico.
  4. Como estimulación de la capacidad cognitiva.
  5. Para promover la salud bucodental: fortalecer los dientes, mantener el aliento fresco y reducir la acumulación de placa bacteriana y sarro.

En cualquier caso, las golosinas para perros nunca deben convertirse en un complemento habitual en la alimentación de tu amigo peludo. Un snack es una recompensa puntual que solo debes suministrar a tu mascota como premio por realizar correctamente una orden o actividad determinada.

¿Cómo debemos administrar las chuches para perros?

Para prevenir problemas de sobrepeso y no reforzar conductas no deseadas, es muy importante saber administrar bien las golosinas para perros. Si no tienes claro cómo y cuándo debes ofrecer las chuches para perros, sigue los siguientes consejos:

1# Evita las golosinas o alimentos de consumo humano

Las sobras de comida o golosinas para personas no son aptas para nuestros amigos peludos ya que pueden tener un contenido excesivo de grasa, sales, azúcares y aditivos artificiales. Además, algunos productos de consumo humano pueden contener  alimentos tóxicos para las mascotas.

2# Administra las golosinas con moderación

Tal y como recomiendan los veterinarios, la dosis diaria de golosinas para perros no debe superar el 10% de la ingesta calórica diaria de nuestro fiel compañero. Si necesitas información más detallada, consulta la ficha nutricional que figura en el envase del snack. Por otra parte, recuerda controlar el peso de tu mascota con regularidad para garantizar su salud y bienestar.

3# Elige chuches y mordedores adecuados para el tamaño de tu perro

Cuando nuestro perro juega con golosinas o mordedores, siempre hay el riesgo de que se trague los trozos grandes enteros, provocando un atragantamiento o incluso un traumatismo. Para prevenir este tipo de incidentes, debes asegurarte de que cualquier juguete o premio comestible que le ofrezcas a tu peludo tenga el tamaño y la forma adecuada para el peso de su cuerpo y la forma de su boca.

4# Evita los snacks y mordedores excesivamente duros

Se ha demostrado que la masticación de objetos excesivamente duros, como los huesos y mordedores que no son flexibles o no se ablandan fácilmente, pueden causar dolorosas fracturas en los dientes de nuestras mascotas. Por suerte, existen muchos productos para perros que son realmente masticables y duraderos, sin ser demasiado duros.

5# Ofrece golosinas saludables para mascotas

Hoy en día podemos encontrar una amplia oferta de chuches para perros en el mercado. Ahora bien, para garantizar la salud y el bienestar de tu mejor amigo, debes escoger siempre golosinas saludables que sean bajas en calorías y estén formuladas a base de ingredientes naturales. De esta forma, ayudarás a tu mascota a prevenir trastornos digestivos y problemas de obesidad.

¿Aún no conoces las golosinas para perros de Happets? Nuestros snacks están cuidadosamente elaborados con proteínas animales de alta calidad y están enriquecidos con vitaminas, minerales y antioxidantes. Puedes escoger entre tres sabrosas y saludables variedades: snacks digestivos, snacks de pescado y snacks para la piel y el pelaje. Y para cuidar la línea de compañero cuadrúpedo, ¡solo aportan 6 kcal por ración!