Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Un perro feliz

HAPPY PETS ¿Qué necesita tu perro para ser feliz?

Una de las prioridades de cualquier dog parent es que su peludo esté sano y sea feliz. Algo que a primera vista parece fácil, requiere, sin embargo, un esfuerzo por tu parte. A priori nos puede parecer que un perro feliz sólo necesita comida y un hogar. Pero en realidad un perro necesita mucho más para disfrutar de una vida plena.

No debemos olvidar que nuestros peludos son seres sensibles. Si bien es imprescindible cubrir sus necesidades básicas hay que tener en cuenta que un perro feliz requiere de ciertos cuidados y atenciones que también deben ser satisfechos.

Hoy te contamos qué cuidados necesita tu peludo para ser el perro más happy del parque. ¡Toma nota!

Las claves para tener un perro feliz

Para que tu perrete esté contento, es primordial que se encuentre bien de salud. Al igual que los humanos, cuando están enfermos les invade la apatía y les cuesta hacer cosas. Por eso, mantener un buen estado de salud general es primordial para tener un perro feliz. ¿Cómo conseguirlo? Bien fácil. Solo asegúrate de seguir los siguientes pasos:

  1. Nutre a tu perro con una alimentación correcta. Para estar sano tu perro necesita una comida de calidad que cubra sus necesidades nutricionales. Una de las mejores opciones es el pienso seco, un alimento completo y equilibrado. Dependiendo de la raza, la edad, posibles patologías y el nivel de actividad, cada perro necesita un tipo de pienso concreto. En Happets lo sabemos y por eso nuestros veterinarios expertos en nutrición canina se encargan de formular la receta que más le conviene a tu mascota.  Sólo a base de ingredientes naturales, sin conservantes ni potenciadores artificiales. Además, sabrás la cantidad exacta que debe comer, así es más fácil que mantenga su peso ideal.
  2. Agua. El líquido elemento es básico para todos los seres vivos, y nuestros perros no son una excepción. Debes asegurarte de que tu can siempre dispone de agua fresca para que pueda saciar su sed cuando lo necesite.
  3. Su propio espacio. Los perros también necesitan estar solos de vez en cuando para estar solos o simplemente descansar sin que nadie les moleste. Es por eso que es preciso que crees un espacio para tu peludo que incluya su cama, juguetes varios y mantas para el frío. Asegúrate de que sea un lugar lo suficientemente fresco en verano y resguardado de corrientes de aire en invierno.
  4. Actividad física. El ejercicio es un elemento fundamental para conseguir un perro feliz. No hace falta decir que dependiendo de la raza necesitará más actividad o menos, pero, al menos, debería practicar media hora de paseo. A veces no le damos tanta importancia, y sobre todo en las épocas de frío sólo les sacamos para que hagan “sus cosas”. Sin embargo, pasear con tu perro va a crear una relación más profunda entre los dos. Durante el paseo podrá correr, saltar, jugar con otros perros… y volverá a casa feliz como una perdiz.
  5. Higiene. Dale un baño a tu peludo una vez al mes. Dependiendo de su pelaje quizá tengas que aumentar el número de veces que lo pones a remojo. También es necesario cepillar sus dientes un par de veces por semana. La limpieza de oídos es muy importante, igual que cuidar sus uñas.  ¡Y no te olvides de desparasitarlo!

La parte emocional también cuenta

Efectivamente, cuenta y mucho. Los perros son seres emocionales y, por tanto, este es un factor de peso que hay que tener presente. Sentirse seguro, protegido y amado es básico para que tu perro sea feliz. La confianza en su dueño es igualmente importante, y, de hecho, es considerada otra necesidad básica del perro. ¿Lógico verdad?

No debes olvidar que los perros son animales sociales y por lo tanto es preciso que se relacionen con personas y otros animales. Esta es una de las necesidades básicas de los canes desde que son cachorros. En tu mano está, que bajo tu supervisión juegue con los niños en el parque o corra y se revuelque con otros peludos, señal inequívoca de un perro feliz.

Educar a tu peludo también es muy importante. Hay que establecer reglas en casa, y asegurarse de que todos en casa le dan las mismas pautas, o de lo contrario acabará confundido, sin saber muy bien qué hacer. Además, igual de importante es que aprenda a atender cuando le llamen o a sentarse cuando se lo pidan.

En resumen, si proporcionas a tu perrete ejercicio, un espacio propio con una camita cómoda, una rutina de aseo, juegas con él, agüita fresca, un buen pienso como el de Happets  y mucho mucho amor, tendrás un Happy Pet. Y tu peludo, ¿es un perro feliz?

Deja un comentario