Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Para prevenir la deshidratación en perros, proporciona siempre un suministro de agua limpia y fresca a tu peludo.

La deshidratación en perros: síntomas y tratamiento

Cuando hablamos de nutrición canina, generalmente nos referimos a la comida. Sin embargo, el agua es un elemento fundamental para el organismo de nuestros amigos peludos. Una correcta hidratación garantiza el funcionamiento de todos los sistemas corporales, desde la digestión hasta la lubricación de las articulaciones. Para evitar la deshidratación en perros, procura que tu mascota tome agua de manera regular, especialmente durante los meses de verano.  

A continuación, te explicamos cuáles son los principales síntomas de la deshidratación y te damos algunas pautas para prevenirla.

Síntomas de la deshidratación en perros

La deshidratación en los perros se produce cuando la ingesta de líquidos no consigue compensar la pérdida de agua. Cuando esto ocurre, el flujo sanguíneo se reduce, disminuyendo el suministro de oxígeno a los órganos y tejidos. Esto provoca una pérdida de electrolitos como el sodio y el potasio.  

Para saber si tu perro está deshidratado, debes estar atento a los siguientes síntomas: 

  • Falta de apetito. 
  • Vómitos con o sin diarrea. 
  • Pérdida de elasticidad de la piel. 
  • Letargo y bajada de los niveles de energía. 
  • Jadeo y saliva espesa. 
  • Ojos hundidos y secos. 
  • Nariz seca. 
  • Encías secas y pegajosas. 

La pérdida de elasticidad de la piel es un signo inequívoco de deshidratación canina. Sujeta suavemente un pliegue de piel de tu perro cercano a los omoplatos. Tira del pliegue hacia arriba y luego suéltalo. Si tu perro está bien hidratado, la piel volverá enseguida a su posición original. En cambio, si tiene un problema de deshidratación, la piel tardará unos segundos en volver a su sitio. 

Otra manera de comprobar el nivel de hidratación de tu mascota es a través de las encías. Presiona suavemente la encía de tu peludo con un dedo y después retíralo. En un perro bien hidratado, la zona presionada se mostrará blanca durante un segundo y recuperará su color rosado inmediatamente. Sin embargo, en un perro deshidratado el tiempo de llenado de los capilares será mucho mayor. 

¿Cómo tratar a un perro deshidratado?

Si crees que tu amigo cuadrúpedo puede estar deshidratado, lo primero que debes hacer es intentar que beba agua fresca. Ahora bien, si tu perro presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente o crees que ha sufrido un golpe de calordebes llevarlo al veterinario inmediatamente. 

El veterinario determinará la causa de la falta de hidratación y establecerá un tratamiento que permita equilibrar el nivel de agua en el organismo. Lo habitual es reponer estos fluidos administrando un suero con electrolitos de manera intravenosa. En los casos leves, el suero puede prescribirse de forma subcutánea a través de inyecciones bajo la piel.  

¿Cómo hidratar a tu peludo en caso de emergencia?

Si estás en medio de una emergencia y no tienes acceso a un veterinario, puedes hidratar a tu mascota de la siguiente manera: 

  1. Ofrecerle comida húmeda. 
  2. Darle de beber caldo de ave o caldo de carne (sin sal ni condimentos). 
  3. Suministrarle agua tibia con miel. 
  4. Humedecerle la piel con agua fresca. 
  5. Darle agua con ayuda de una jeringa (sin aguja). 
  6. Suministrarle electrolitos recomendados por tu veterinario 

La mejor manera de evitar la deshidratación en perros es prevenirla. Proporciona a tu compañero peludo un suministro constante de agua limpia y fresca y asegúrate de ofrecerle todos los nutrientes que necesita con una dieta completa y equilibrada. Si todavía no conoces las ventajas de la comida personalizada para perros, prueba el pienso personalizado de Happets con un 25% de descuento en el primer pedido.