Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Nuestras casas, parques y jardines están llenos de plantas tóxicas para perros.

Las plantas tóxicas para perros más comunes

En esta época del año pasamos más tiempo fuera de casa con nuestras mascotas. Por eso, es más probable que nuestros amigos peludos entren en contacto con algunas flores y plantas que pueden ser muy tóxicas para ellos. A continuación te explicamos cuáles son las plantas tóxicas para perros más comunes en nuestro país.  

10 plantas que son tóxicas para perros 

Las siguientes plantas venenosas para perros son muy habituales en nuestras casas, parques y jardines. Ten mucho cuidado de mantener a tu peludo alejado de ellas, ya que pueden provocarles graves trastornos.  

1# Adelfa

La adelfa es un arbusto ornamental muy común en los parques y jardines de toda España. Contiene diversos heterósidos cardiotónicos que la convierten en una de las plantas más tóxicas para perros. El más venenoso de estos principios activos es la oleandrina, que puede producir trastornos cardíacos severos, así como alteraciones gastrointestinales y neurológicas. 

2# Narciso

Esta flor mediterránea es muy peligrosa para nuestros peludos. Las sustancias venenosas que contienen son los alcaloides licorina y galantamina, que están presentes en toda la planta, pero sobre todo en los bulbos. Su ingestión provoca vómitos, diarrea, convulsiones, arritmias y una fuerte bajada de la presión sanguínea. 

3# Poto

El poto es una planta de interior muy común en nuestros hogares, aunque es nativa de los bosques tropicales asiáticos. Si un perro ingiere alguna parte de esta planta, puede sufrir graves problemas: inflamación de la mucosa bucal y la laringe, dificultad para respirar, trastornos digestivos, convulsiones y daño renal. 

4# Ciclamen

Esta planta típica de la cuenca mediterránea produce alteraciones gastrointestinales que pueden derivar en la muerte. Su tubérculo contiene ciclamina, que aunque no es tóxica para algunas especies animales, es venenosa para los perros y las personas. 

5#  Dieffenbachia

Las plantas del género Dieffenbachia, procedentes de las selvas tropicales americanas, se han convertido en plantas de interior muy habituales en todo el mundo. Contienen ácido oxálico y asparagina, unos principios activos que causan náuseas, vómitos y diarreas en los perros, además de fuertes irritaciones en la boca, la lengua y todo el tracto digestivo.  

6# Azalea

La azalea es una flor de jardín muy común en todo el mundo. Tanto las hojas como el néctar de las flores contienen una sustancia tóxica llamada andromedotoxina, muy venenosa para los perros. Su ingesta les provoca irritación en todo el tracto digestivo, además de fuertes vómitos, diarrea y, en los casos más graves, una bajada de la presión sanguínea que puede acabar en coma y muerte.  

7# Hiedra común

La hiedra común quizás sea la planta trepadora más presente en nuestras casas y jardines. Solo el contacto con los frutos de la hiedra puede producir dermatitis, ampollas y úlceras en la piel de nuestros amigos peludos. Pero si el animal llega a ingerir estos frutos, puede sufrir vómitos, diarrea, fiebre, espasmos musculares, disminución de la frecuencia cardiaca e incluso parada cardiorrespiratoria.  

Happets Comida a Medida

8# Palma de sagú

También conocida como cica o falsa palmera, la palma de sagú es una de las plantas tóxicas para perros más peligrosas. La sustancia tóxica que contiene se llama cicasina y se encuentra sobre todo en las semillas de la planta. Su ingesta causa trastornos de coagulación que pueden provocar diarrea y vómitos con sangre, fallo hepático e incluso la muerte.  

9# Tulipán

Los famosos tulipanes son otras de las plantas venenosas para perros que podemos encontrar en los jardines de casi todo el planeta. Aunque toda la planta es tóxica, el bulbo es la parte más peligrosa, pues contiene una concentración más elevada de alcaloides y glucósidos. 

10# Espatifilo

El contacto con estas plantas con flores tan habituales en nuestros hogar puede provocar en los perros dermatitis, prurito e incluso ampollas. Pero si el animal ingiere alguna parte de esta planta, puede sufrir síntomas mucho más graves, como dificultad para deglutir y respirar e inflamación de la glotis y el tracto digestivo.  

¿Qué debes hacer en caso de intoxicación canina?

Si tu perro ingiere una de las plantas tóxicas para perros, debes llevarlo cuanto antes a tu veterinario de confianza. Recopila los síntomas de tu peludo, averigua qué tipo de planta ha comido y si puede ser, lleva una muestra de la planta. Y recuerda: cuando antes acudas a un especialista, más posibilidades tendrá tu perro de recuperarse. 

Deja un comentario