Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Si tu perro no engorda, quizás debes revisar sus rutinas de alimentación.

Mi perro no engorda: ¿qué puedo hacer?

Aunque es más frecuente encontrar perros con problemas de obesidad, en ocasiones nuestros amigos peludos pueden manifestar una pérdida de peso significativa. Si crees que tu mascota está desnutrida y te estás preguntando ¿por qué mi perro no engorda?, no te preocupes. En el artículo de hoy te explicamos las principales causas de la malnutrición y te enseñamos cómo hacer para que tu perro engorde. 

¿Por qué mi perro no engorda?

Hay diferentes motivos que pueden provocar que un animal no consiga alcanzar su peso ideal, a pesar de comer las cantidades adecuadas de comida. Si te estás preguntando ¿por qué mi perro no engorda?, presta atención a los siguientes factores: 

1# Pienso de mala calidad

Aunque alimentes a tu perro con las porciones adecuadas, si le das un pienso de mala calidad y poco aporte nutricional, es normal que esté más delgado de lo que debería. Por eso es tan importante ofrecer a tu mascota una comida completa y equilibrada, que le ofrezca todas las calorías y nutrientes que necesita.  

2# Exceso de actividad física o raciones de comida insuficientes

Al igual que las personas, los perros necesitan recuperar la energía que gastan a través de la comida. Mientras más activo sea tu compañero cuadrúpedo, más calorías necesitará reponer. Si tu mascota se pasa el día corriendo y jugando, es posible que debas aumentar ligeramente su ración de comida diaria.  

3# Presencia de parásitos intestinales

Los helmintos o lombrices en perros pueden ser los causantes de la malnutrición de tu amigo peludo. Los parásitos intestinales consumen los nutrientes de los alimentos ingeridos, impidiendo que el organismo del animal los absorba y provocando pérdida de peso y otros problemas de salud.  

4# Ciertos problemas de salud

Algunos trastornos o enfermedades pueden hacer que tu perro pierda peso sin motivo aparente. Entre los más comunes, podemos destacar: la diabetes, el hipertirodisimo, el colon irritable, la depresión y algunos tipos de cáncer.  

¿Cómo hacer que mi perro engorde?

Si quieres saber cómo hacer que tu perro engorde, a continuación te damos algunas pautas básicas para ayudar a tu mascota a recuperar su peso ideal: 

1# Revisa la calidad y composición del pienso

Asegúrate de que la comida de tu mejor amigo está formulada a base de ingredientes naturales e incorpora proteínas de calidad con el origen debidamente especificado. Huye de los piensos elaborados a base de harinas y subproductos animales. También es importante que la presencia de cereales no sea abundante y que se incluyan todos los nutrientes esenciales en su justa medida. 

2# Ajusta la ración de comida diaria

Para descubrir qué cantidad de comida es la más adecuada para tu compañero cuadrúpedo, debes tener en cuenta una serie de factores como la edad, el tamaño y el nivel de actividad física. Si tu perro es muy activo, deberá comer más que si lleva un estilo de vida sedentario. En ningún caso incrementes las raciones de manera repentina, sino de forma progresiva para acostumbrar al sistema digestivo del animal. 

3# Desparasita a tu perro internamente

Con una desparasitación interna regular se pueden evitar la mayoría de casos de helmintos o lombrices en perros, causantes habituales de la malnutrición y la pérdida de peso. Recuerda que si tu mascota suele jugar con otros animales, este proceso debe realizarse cada dos meses. 

4# Llévalo al veterinario

Si después de dos semanas de seguir las pautas anteriores, no notas ninguna mejoría en tu amigo peludo, ha llegado el momento de llevarlo al veterinario. Solo un profesional podrá descartar la presencia de una enfermedad y establecer el tratamiento más indicado para que tu perro engorde. 

¿Cuál es la mejor comida para engordar perros?

Una comida para engordar perros no solo debe cubrir las necesidades energéticas de nuestra mascota, sino también sus requerimientos nutricionales. Además, es muy importante que tenga una alta palatabilidad, es decir, que su sabor y su olor sean apetecibles para nuestro amigo peludo. Por  todo ello, debe estar compuesta por ingredientes naturales y de calidad.  

¿Aún no conoces los beneficios de la alimentación a medida? Si tu perro no engorda, prueba la comida personalizada para perros de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido. Nuestros expertos en nutrición crearán un pienso único para tu mascota, teniendo en cuenta no solo las necesidades calóricas y nutricionales de tu fiel compañero, sino también sus preferencias de sabor.