Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Si te preguntas por qué mi perro se come la caca, debes conocer los motivos médicos y conductuales de la coprofagia canina.

Mi perro se come la caca: causas y soluciones

Por muy asqueroso que nos resulte, comer heces es un hábito muy habitual en el mundo canino. Si te estás preguntando ¿por qué mi perro se come la caca?, en el artículo de hoy te explicamos cuáles son los motivos que provocan la coprofagia canina y te damos algunos consejos para remediarlo. 

 ¿Por qué mi perro se come la caca?

La coprofagia en perros es un hábito bastante común que puede tener su origen tanto en algunos problemas de salud, como en algunos trastornos de la conducta.  

Motivos médicos y nutricionales 

Estas son las principales causas médicas y nutricionales que pueden llevar a un perro a comerse las heces: 

1# Deficiencia de enzimas digestivas

Las enzimas digestivas son unas moléculas que secreta el organismo que permiten procesar y digerir los alimentos. Si un perro no dispone de las enzimas necesarias, su cuerpo será incapaz de obtener los nutrientes necesariosEsta deficiencia puede llevarle a comerse la caca.  

2# Parásitos intestinales

Cuando un perro tiene parásitos intestinales, tiene que competir por los nutrientes con los helmintos. Esta falta de nutrientes puede tener como consecuencia que tu peludo se coma la caca. 

3# Mala absorción de nutrientes

Además de los parásitos y la deficiencia enzimática, cualquier enfermedad o condición que provoque una mala absorción de nutrientes puede ser la causa de la coprofagia en perros. Para compensar las carencias nutricionales, nuestros amigos cuadrúpedos pueden comerse sus propias heces o buscar heces ajenas. Una dieta personalizada es la mejor manera de garantizar el aporte calórico y nutricional que cada perro necesita.  

4# Enfermedades que provocan un aumento del apetito

Algunas enfermedades provocan una sensación de hambre en los perros que las padecen, como la diabetes y los problemas de tiroides. Este aumento del apetito puede llevar a un perro a comerse las heces. 

Motivos conductuales 

Además de las causas relacionadas con la salud, la coprofagia canina también puede deberse a los siguientes motivos conductuales:  

1# Impulso de limpieza

Muchas perras que acaban de ser madres se comen las heces que encuentran para mantener limpio el entorno de sus cachorros. Aunque es menos frecuente, este impulso de limpieza también puede provocar la coprofagia en otros perros.

2# Curiosidad de cachorro

Los cachorros son curiosos por naturaleza. La exploración del entorno es una fase fundamental en su proceso de desarrollo. En esta etapa, es normal que coman muchas cosas que no deben, como los excrementos de otros animales.  

3# Aburrimiento y búsqueda de atención

Si tu perro pasa demasiado tiempo solo, puede que encuentre en la coprofagia una nueva forma de entretenerse o de llamar la atención. Por eso, es importante que pases tiempo de calidad con tu amigo peludo y te asegures de entretenerlo y estimularlo, tanto con actividades físicas como con ejercicios intelectuales.   

¿Cómo evitar que tu perro se coma la caca?

Ahora que ya sabes por qué tu perro se come la caca, te estarás preguntando qué puedes hacer para evitarlo. Estas recomendaciones te ayudarán a ponerle remedio a la coprofagia canina: 

# Lleva a tu perro al veterinario

Si tu perro se come la caca, lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario para descartar si tiene parásitos intestinales o sufre algún tipo de deficiencia enzimática o nutricional.  

# Estimula a tu perro física y mentalmente

Para que tu peludo no desarrolle conductas negativas, debes mantener su mente ocupada y entretenida. Además de sacarlo a pasear, es importante que realices rutinas de ejercicio que incluyan juegos de estimulación mental. 

# Alimenta a tu perro con una dieta completa y equilibrada

Como hemos comentado anteriormente, el déficit nutricional es uno de los motivos de la coprofagia canina. Por eso, debes ofrecer a tu compañero cuadrúpedo una dieta completa y equilibrada que garantice el aporte calórico y nutricional que necesita.  

¿Aún no conoces los beneficios de la comida personalizada para perros? Prueba ahora la alimentación a medida de Happets con un 25% de descuento en el primer pedido. Nuestros veterinarios expertos en nutrición canina formularán un pienso único, especialmente adaptado a las características específicas de tu nuevo compañero.