Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Para alimentar a un perro desnutrido hay que seguir una serie de pautas muy estrictas.

Perro desnutrido: diagnóstico y tratamiento

En ocasiones, los refugios y centros de acogida rescatan a perros muy delgados y desnutridos. ¿Acabas de adoptar un perro flaco y te preocupa su salud? A continuación, te explicamos cómo saber si tu mascota tiene un problema de desnutrición y te damos algunas pautas para alimentar a un perro desnutrido. 

¿Cómo saber si un perro tiene un problema de desnutrición?

Si crees que tu perro está desnutrido, debes llevarlo inmediatamente al veterinario para que reciba asistencia especializada. Allí lo someterán a un reconocimiento completo para determinar si realmente tiene un problema de desnutrición y establecer la causa. En la mayoría de los casos, el veterinario aprovechará este reconocimiento para revisar los siguientes aspectos:  

1# Registrar los datos básicos del perro

Lo primero que hay que hacer es crear una ficha individual de registro. En esta ficha debe indicarse la raza, edad y género del animal, además del número identificativo de su microchip. Aquí se irán añadiendo las notas relativas a su comportamiento y estado de salud.  

2# Realizar un examen físico completo

El veterinario empezará realizando una exploración física del animal utilizando herramientas básicas (otoscopio, fonendoscopio, termómetro, etc.). Un examen físico completo tiene que incluir los siguientes aspectos: 

  • Análisis del aspecto general, actitud y estado mental.
  • Inspección del estado de sus ojos, orejas y cavidad bucal. El color de las mucosas puede sugerir la presencia de algún problema de salud. 
  • Auscultación del tórax: latidos cardíacos y sonidos respiratorios.
  • Revisión de las almohadillas y espacios interdigitales de las patas, que pueden están desgastadas o tener infecciones. 
  • Exploración del abdomen, que aporta mucha información sobre el estado de salud de nuestra mascota. Si durante la exploración el perro gruñe y muestra dolor, puede indicar que hay algún problema.    
  • Palpación de los linfonodos, que pueden estar aumentados debido a distintos problemas de salud. 
  • Revisión del pulso, temperatura, peso y condición corporal.  

3# Determinar si el perro está deshidratado

Para saber si un cuadrúpedo está deshidratado, podemos agarrar suavemente un pliegue de piel en la base del cuello y tirar de la piel hacia arriba. En un estado normal de hidratación, la piel volverá rápidamente a su sitio en cuanto soltemos el pliegue. En cambio, si el perro está deshidratado, cuando dejemos de estirar la piel, ésta volverá a su sitio muy lentamente. El veterinario utilizará tanto el pliegue cutáneo como el estado de los globos oculares, la córnea y la mucosa labial del perro para determinar el grado de deshidratación.

4# Realizar pruebas complementarias

Si el peludo muestra algún signo de enfermedad, el veterinario te explicará qué sospechas tiene y si hay necesidad de realizar alguna prueba adicional. En ocasiones basta con algunas pruebas sencillas (análisis de heces, orina o sangre), pero en otros casos deben realizarse pruebas algo más complejas para llegar al diagnóstico: pruebas de imagen, como radiografía, ecografía o TAC; citología, biopsia, etc. Plantéale al veterinario todas las dudas que te surjan para que puedas entender todo el proceso.

¿Cómo alimentar a un perro desnutrido?

Para alimentar a un perro desnutrido hay que seguir una serie de pautas muy estrictas. Una sobrealimentación repentina puede provocar lo que se conoce como síndrome de realimentación, que es un proceso muy grave. En animales en estado crítico, suele ser necesario hospitalizar al animal para controlar de forma estricta su evolución. Una vez le den el alta, el equipo veterinario te indicará cómo alimentar a tu perro para que recupere su peso ideal. Estas son algunas de las indicaciones generales que hay que tener en cuenta: 

  • La alimentación de un perro desnutrido debe ser altamente digerible y tener un aporte adecuado de vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. 
  • La ración de comida debe estar calculada en base a sus necesidades energéticas reales y el aporte calórico del alimento. 
  • No hay que permitir nunca que un perro desnutrido consuma una gran ración de comida de una sola vez.  
  • Hasta que recupere su apetito normal, se recomienda aumentar la ración de alimento de forma gradual y dividir la comida diaria en tomas pequeñas. 
  • Después de cada comida, controla la ingesta del perro y anota en una tabla todos los datos sobre la toma: ¿cuánta comida ha ingerido? ¿qué tiempo ha tardado en comer?  

Recuerda que estas pautas son orientativas. Si crees que has adoptado un perro desnutrido, es importante que lo lleves a tu veterinario de confianza para que reciba asistencia especializada de inmediato. Una vez que se haya recuperado, lo mejor para garantizar su salud y su bienestar es alimentar a tu peludo con una alimentación personalizada.  

¿Todavía no conoces las ventajas de la comida personalizada para perros? Prueba el pienso personalizado de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido. Nuestros veterinarios expertos en nutrición canina formularán un pienso único, especialmente adaptado a las características, sensibilidades y patologías de tu amigo cuadrúpedo.