Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Los síntomas de un perro envenenado pueden aparecer inmediatamente o después de varias horas.

Perro envenenado: síntomas, causas y tratamiento

Los perros son animales curiosos y tienden a olisquear y probar todo lo que se encuentran. Por eso, los envenenamientos e intoxicaciones fueron la segunda causa de muerte más común en los perros analizados por el estudio del Istituto Zooprofilattico Sperimentale delle Regioni Lazio e Toscana. En el artículo de hoy te explicamos qué síntomas presenta un perro envenenado y qué pautas debes seguir si crees que tu perro ha ingerido alguna sustancia tóxica. 

¿Cuáles son las causas del envenenamiento en perros?

Lo primero que debes saber es que la vía oral no es la única forma de intoxicación canina, a pesar de ser la más habitual. Nuestro amigo peludo también puede envenenarse mediante la inhalación de sustancias tóxicas e incluso a través del contacto de éstas con la piel. 

De la misma manera, las causas del envenenamiento en perros pueden ser muy diversas. A continuación, repasamos cuáles son los principales peligros que pueden causar envenenamiento en los perros: 

# Fármacos para personas

Muchos de los medicamentos humanos que solemos tener por casa son un auténtico veneno para nuestras mascotas. Esto se debe, sobre todo, a que las dosis están calculadas para el peso de una persona adulta estándar, pero son excesivas para nuestros pequeños amigos. Entre otros fármacos, algunos analgésicos, antiinflamatorios y calmantes, pueden provocarles desde úlceras estomacales hasta problemas hepáticos, renales y cardíacos que pueden llegar a ser mortales. 

# Artículos de limpieza, detergentes y pinturas

Los intensos aromas de algunos productos de limpieza atraen mucho a nuestros compañeroscuadrúpedos, especialmente aquellos que desprenden olores a frutas. Debemos mantener siempre estos artículos lejos de su alcance, ya que la ingesta puede causarles severos problemas de estómago y complicaciones respiratorias. 

De la misma manera, los productos con etilenglicol, como los líquidos anticongelantes y las pinturas industriales, tienen un sabor dulce que encanta a los perros y pueden causarle una intoxicación por vía oral. 

# Insecticidas, pesticidas y fertilizantes

Ciertos productos químicos usados en jardinería y horticultura pueden resultar muy venenosos para los animales. Si pensamos que nuestro perro ha ingerido algún pesticida o fertilizante, debemos llevarlo inmediatamente al veterinario.  

# Algunos alimentos humanos

Hay alimentos que son habituales en nuestras despensas pueden ser muy tóxicos para nuestros amigos peludos. El chocolate, las uvas y las cebollas son algunos de los alimentos prohibidos para perros que pueden provocar una intoxicación. 

# Alcohol y tabaco

La ingesta de bebidas alcohólicas y la inhalación del humo del tabaco pueden causar en nuestra mascota síntomas como vómitos, mareos y problemas respiratorios graves.

# Plantas y setas tóxicas

Además de los hongos venenosos, hay muchas plantas tóxicas para perros que son muy comunes en nuestros hogares, como la hiedra, la adelfa, el poto y algunas flores como la azalea, el ciclamen y los tulipanes. 

# Animales venenosos

Un perro también puede ser envenenado si muerde un sapo o recibe la picadura de ciertos insectos, serpientes y artrópodos.  

Perro envenenado: síntomas principales 

Cuando un perro se envenena, los síntomas relacionados pueden aparecer inmediatamente o después de unas horas. Para evitar una intoxicación severa, debemos identificar los síntomas cuanto antes y actuar con la mayor celeridad posible. Los primeros momentos después del envenenamiento son cruciales para una óptima recuperación.  

Si observas que tu amigo cuadrúpedo presenta alguno de los siguientes síntomas, debes llevarlo al veterinario cuanto antes. Es probable que tu perro se haya envenenado. 

  • Vómitos y diarrea. 
  • Fiebre acompañada de espasmos y convulsiones. 
  • Pupilas dilatadas y ojos irritados. 
  • Cambio de color de las mucosas. 
  • Piel inflamada. 
  • Rigidez muscular. 
  • Parálisis parcial o general. 
  • Salivación excesiva y aumento de las micciones. 
  • Problemas respiratorios. 
  • Taquicardias. 
  • Hemorragias en orificios. 
  • Falta de coordinación psicomotriz. 
  • Mareos y desorientación. 
  • Debilidad y somnolencia.  

¿Qué debo hacer si mi perro se ha envenenado?

Si detectas cualquiera de estos síntomas, debes llevar a tu mascota inmediatamente al veterinario. Si el centro veterinario se encuentra a cierta distancia, debes contactar por vía telefónica para que el veterinario te indique si hay algo que puedas hacer en el tiempo que tardes en llegar. Es muy importante actuar rápido, ya que las primeras horas son determinantes en el tratamiento de un perro envenenado. 

En el caso de que hayas visto a tu perro ingerir la sustancia tóxica, debes identificar el veneno y la cantidad aproximada que haya podido tomar. De lo contrario, presta mucha atención a todos los síntomas que presente tu peludo para poder ofrecer al veterinario la información más detallada posible.