Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

El Setter irlandés es uno de las razas con más perros celíacos.

Perros celíacos: todo lo que debes saber sobre el gluten y los perros

La intolerancia al gluten es una patología que también puede afectar a nuestros amigos peludos. Afortunadamente, los perros celíacos son muy poco comunes y solo necesitan una dieta no grain o libre de cereales para evitar los síntomas derivados de esta intolerancia alimentaria.

¿Qué es el gluten y en qué consiste la enfermedad celíaca?

El gluten es una proteína presente en cereales comunes como el trigo, la cebada o el centeno y que no se encuentra en otros cereales como el arroz o el maíz. La mayoría de los perros toleran bien el gluten, por lo que incluir cereales en su dieta no suele provocar ningún tipo de efecto adverso. De hecho, estos cereales, si son de calidad y están correctamente cocinados, son muy digestibles, aportan energía y contienen nutrientes muy interesantes como la fibra y los ácidos grasos.

La enfermedad celíaca es una enfermedad humana autoinmune y que, hasta la fecha, no ha sido identificada como tal en nuestros amigos cuadrúpedos. Sin embargo, debido a su popularidad, muchos dog parents suelen preguntar por el gluten como una posible causa de los problemas digestivos de sus mascotas.

¿Existen los perros celíacos?

Cuando se producen intolerancias o alergias alimentarias en perros, rara vez se deben al gluten. La mayoría de los peludos que tienen algún tipo de sensibilidad digestiva, suelen reaccionar a proteínas animales como la carne de vacuno, la carne de pollo, los huevos y los productos lácteos.

El tipo de gluten que suele causar intolerancia en los perros es el que está presente en el trigo y afecta aproximadamente a 1 de cada 10.000 ejemplares. Además, suele manifestarse solo algunas razas concretas, como el Setter Irlandés, el Samoyedo y el Border Terrier. Por tanto, podemos decir que, en el caso de los perros, el gluten presente en los cereales no es ni más ni menos alérgeno que cualquier otra proteína.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia al gluten?

A pesar de no ser una intolerancia muy habitual, si un perro es sensible o poco tolerante al gluten y no sigue una dieta libre de cereales, puede desarrollar una enfermedad inflamatoria crónica del intestino delgado. Esto se produce porque el sistema inmune del animal, al entrar en contacto con el gluten, daña las vellosidades intestinales impidiendo la correcta absorción de los nutrientes de los alimentos.

Los perros celíacos o que tienen una mala tolerancia al gluten suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Diarrea y vómitos después de las comidas.
  • Pérdida de peso y falta de apetito.
  • Debilidad general.
  • Dermatitis y pérdida de pelo.

Además, la desnutrición interna que provoca la mala digestión del gluten puede relacionarse con problemas más graves, como picores en la piel, problemas respiratorios o incluso convulsiones. Por eso, si tu fiel compañero presenta algunos de estos síntomas, debes llevarlo al veterinario para realizar las pruebas pertinentes y obtener un diagnóstico fiable. Ante la sospecha de un problema relacionado con algún ingrediente concreto, normalmente el primer paso es probar una dieta específica durante entre 6 y 8 semanas para observar si así mejora su estado de salud.

¿Cuándo es recomendable un pienso sin gluten para perros?

Si tu amigo peludo presenta una mala tolerancia al gluten, lo más recomendable es que cambies su alimentación por una dieta no grain que se adapte a sus necesidades digestivas. Es decir, una alimentación sin cereales completa y equilibrada que incorpore hidratos de carbono a través de fuentes alternativas, como las patatas, los guisantes o los garbanzos.

Como no hay dos peludos iguales, el pienso sin gluten para perros de Happets formula una receta diferente para cada perro. ¿Todavía no conoces las ventajas de la comida personalizada? Prueba la alimentación a medida de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido.