Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

los perros en otoño

Perros en otoño: qué tener en cuenta con el cambio de estación

Hoy damos oficialmente la bienvenida al otoño y por tanto las temperaturas descenderán y tendremos menos horas de luz. Estos cambios estacionales nos afectan en mayor o menor medida y a nuestros perros también. Aquí os dejamos los consejos de nuestro equipo de veterinarios para afrontar con éxito el otoño.

A pesar de ser animales domésticos que viven en pisos o casas acondicionadas con calefacción, luz y todo tipo de comodidades, los perros en otoño también deben prepararse para el cambio de ciclo. Es probable que se encuentren más apáticos o que sufran cambios físicos. Por eso hoy te contamos cómo afecta el cambio estacional a los peludos y te damos unos consejos para cuidarlos como se merecen.

¿Cómo afecta a los perros el otoño?

1# Cambios en el estado de ánimo: cansancio, pérdida de apetito, ansiedad

Al igual que a nosotros, el factor de cambio que más afecta a tu perro es la luz. El incremento de la oscuridad diaria y la bajada de temperatura provocan importantes modificaciones hormonales y metabólicas que pueden afectar a su estado anímico. Es lo que se conoce por el Síndrome Afectivo Estacional. Si notas a tu peludo más cansado de lo normal o experimenta una pérdida de apetito, no hay que preocuparse en exceso, es un mecanismo natural para ahorrar energía.

Pero especial atención a la tan temida ansiedad. Los perros en otoño salen menos y pasan más tiempo solos y aburridos. Esto puede llevarlos a lamerse constantemente, a ladrar más de lo habitual, dejarte algún que otro ‘regalito’ por la casa o a destrozar todo lo que se cruce en su camino. Una buena manera de calmarlos es agotándolos. Intenta estimular el juego durante los paseos para que gasten energía fuera, y no dentro de casa.

2# Muda: caída excesiva del pelo 

Con la llegada del otoño a los dog parents no nos queda otra opción que reconciliarnos con la aspiradora ya que a nuestros peludos se les cae mucho el pelo. Es el momento del cambio de pelaje. En función de la raza, a tu perro se le caerá más o menos el pelo, pero es inevitable: el pelaje de tu perro debe recomponerse para protegerse del frío. Así pues, ¡no desesperes!

3# Aparición de alergias dermatológicas y/o respiratorias

Los cambios de estación también pueden incrementar la aparición de alergias, especialmente en la piel. El picor y la irritación de la piel son los síntomas más evidentes de la dermatitis en perros. Aunque la llegada del otoño también puede traer problemas respiratorios como el asma. En otoño hay más polvo en suspensión debido a una mayor cantidad de hojas en el suelo, por lo que pueden agudizar las alergias de tu perro. Así que pon los cinco sentidos en tu perro.

Cuidados de los perros en otoño

Ahora que ya sabes cómo afecta la llegada del otoño a tu perro, te damos unos prácticos consejos de la mano de nuestro VET Team. No te costará mucho esfuerzo y seguro que tu peludo te lo agradecerá.

  • Visita al veterinario. Una revisión rutinaria de tu mascota, no le vendrá mal, especialmente si has notado cambios en su estado de ánimo o sufre alguna dermatitis.
  • Desparasitar es una necesidad. ¡Bichos fuera!. Aprovecha la visita al veterinario y desparasita a tu can, tanto por dentro como por fuera. Aunque primavera y verano son las épocas preferidas de los parásitos, en otoño también pueden encontrar cobijo en el cuerpo tu perro. Además, con el descenso de las las temperaturas, pueden bajar las defensas y nuestros perros estarán más expuestos a todo tipo de bacterias, virus y parásitos. Y si su sistema inmunológico baja la guardia, tu perro puede convertirse en una víctima de la leishmaniosis.
  • Cepilla a diario el pelo de tu perro. Sabemos que cepillar el pelaje de vuestros perros forma parte de vuestra rutina de higiene. Pero en estos momentos, es importante esmerarse un poco más y cepillarlo a diario para que su pelaje esté lo más sano posible. Recuerda que la muda de pelo en perros es un proceso natural y necesario ya que actúa como un mecanismo termorregulador.
  • Usa ropa de abrigo, si lo necesita. Si bien el pelaje es el mejor abrigo que puede tener tu perro, a veces es necesario vestirlos para evitar cambios de temperatura bruscos. Los cachorros y perros de edad avanzada, o los perros de pelo corto o poco abundante pueden ser más vulnerables a las bajas temperaturas.
  • Después del baño ¡seca bien su pelo!. Quizás a tu perro no le gusta el secador o se escabulle como pez cada vez que le quieres secar con la toalla. Pero si quieres evitar resfriados o incluso hipotermia, agudiza tu ingenio para conseguir secar bien el pelaje después de cada baño.
  • Cambia las rutinas poco a poco: es probable que con los cambios de luz modifiques un poco los horarios y rutinas de paseo o comidas. Recuerda que, siempre que sea posible, los cambios los debes introducir de forma progresiva.
  • Cuida su alimentación. Esta es una ‘obligación’ que no entiende de estacionalidad pero en épocas de cambio de estación es necesario un plus de atención. Ofrécele un alimento bueno para perros que fortalezca su organismo y aumente sus niveles de energía a la vez que eleve su temperatura corporal. Pero ¡ojo!, ten en cuenta que se mueve menos, por lo que pide asesoramiento sobre cuál debe ser la cantidad de comida que debes servirle para aportar los nutrientes que necesita.

 

Recuerda que en Happets personalizamos cada receta según las necesidades nutricionales de cada perro y preferencias de sabor. Además, nuestros expertos calculan la dosis diaria que necesita tu perro en cada etapa de su vida. Y lo mejor de todo, ¡soporte veterinario desde de la primera entrega! Así pues, con Happets tu peludo notará un poco menos el cambio de estación Y tu ¿cómo cuidas a tu perro en otoño?

Deja un comentario