Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Fomentar una convivencia sana entre perros y bebés es fácil siguiendo una serie de pautas.

Consejos para una buena convivencia entre perros y bebés

El nacimiento de un bebé es un momento muy esperado, lleno de ilusión y nuevas emociones. Si tienes perros en casa, es normal que tengas dudas sobre cómo va a reaccionar tu peludo a la llegada de un nuevo miembro a la familia. Hoy te damos una serie de claves para fomentar una convivencia sana y equilibrada entre perros y bebés.  

Consejos previos al nacimiento del bebé

Nuestros amigos cuadrúpedos son animales de rutinas, así que lo mejor es que empieces a preparar el terreno antes de que tu bebé llegue a casa. Es muy importante que acostumbres a tu perro poco a poco a los cambios que están por llegar. Para ello, durante los meses previos al nacimiento del bebé, te recomendamos que sigas las siguientes pautas: 

# Lleva a tu perro al veterinario

Comprueba el estado de salud de tu peludo y sigue su calendario de vacunas y desparasitación. Aprovecha la visita para revisar las uñas de tu perro, así reducirás el riesgo de arañazos. Explícale la situación al veterinario y coméntale todas tus preocupaciones: ¡sabrá darte las mejores recomendaciones!  

# Prepara la casa para la llegada del bebé

Lo ideal es no modificar el espacio de descanso del perro por la llegada del bebé. Si no tienes otro remedio, realiza ese cambio con la máxima antelación posible. De esta forma, tu fiel compañero no asociará esa alteración con la llegada del recién nacido. También es importante acostumbrar al perro al dormitorio del bebé. 

# Establece nuevas pautas de comportamiento

Marcar desde un principio unas normas claras de comportamiento es fundamental para una convivencia respetuosa entre perros y bebés. Saludar sin dar saltos y jugar controlando mordiscos y arañazos son algunas de las pautas que puedes practicar con tu peludo antes de la llegada del pequeño. 

# Reorganiza los horarios y rutinas

Lo ideal es que el nacimiento del bebé no afecte a los horarios de nuestro amigo cuadrúpedo. Si crees que tendrás que modificar algunas de sus rutinas, lo mejor es que lo hagas cuanto antes para que tu perro tenga tiempo de habituarse.  

¿Cómo fomentar una buena convivencia entre perros y bebés?

Los primeros días de convivencia entre perros y bebés son cruciales para sentar las bases de una relación sana y equilibrada. Sigue los siguientes consejos para fomentar una convivencia segura y respetuosa entre ambos: 

# Cuida el primer contacto

Lo ideal es que el primer contacto se produzca de forma relajada y sin sobresaltos. Cuando tu perro se acerque a oler y reconocer al bebé, no lo apartes bruscamente por miedo a que pueda hacerle daño. Por el contrario, intenta tratarlo con cariño y acarícialo suavemente para que relacione al pequeño con una experiencia positiva. Y, sobre todo, no trates de forzar la interacción ni alargues el contacto más de lo necesario. Poco a poco irán forjando de manera natural su nueva relación.  

# Extrema la higiene

Si convivir con animales ya requiere de un mayor control de la higiene y la limpieza del hogar, este control se multiplica con la llegada de un bebé. Además de respetar las pautas de aseo de tu peludo, es importante limpiar periódicamente todos los objetos del perro e intentar no mezclarlos con las pertenencias del bebé.  

# Fomenta el respeto mutuo

Para facilitar una convivencia respetuosa y equilibrada, debes ofrecer una buena educación tanto a tu mascota como a tu bebé. Para evitar que tu hijo trate a tu perro como un juguete, debes enseñarle cómo debe tocarlo, dónde no debe hacerlo y en qué momentos es mejor mantener las distancias. De la misma manera, enseña a tu perro a alejarse del bebé cuando sea necesario.  

# No desatiendas a tu perro

Si quieres evitar que tu perro desarrolle celos hacia el bebé, procura respetar sus horarios, atender sus necesidades y no escatimar en muestras de afecto. Procura no atender a tu peludo solo cuando tu hijo está durmiendo. Es fundamental que lo tengas en cuenta cuando el bebé está activo y que premies las interacciones positivas con caricias, juegos y golosinas. De esta forma, el perro asociará la presencia del bebé con la llegada de cosas buenas. 

Esperamos que estas pautas te ayuden a preparar tu hogar para un momento tan especial como es el nacimiento de un hijo. Y si tienes cualquier pregunta o inquietud sobre la convivencia entre perros y bebés, no dudes en pedir consejo a tu veterinario o etólogo de confianza.