Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Si no hay reacción alérgica, la picadura de avispa o abeja en un perro no es peligrosa.

¿Qué provoca la picadura de avispa o abeja en un perro?

La presencia de abejas y avispas es muy común durante los meses de verano y suele aumentar durante el final de la estación cálida. Aunque las personas conocemos bien los peligros que pueden causar las picaduras de estos insectos, el instinto de nuestros amigos peludos les empuja a intentar cazarlos sin tener en cuenta sus consecuencias. Hoy te contamos qué provoca la picadura de avispa o abeja en un perro y cómo debes actuar si tu perro sufre el ataque de una de ellas. 

Diferencias entre la picadura de avispa y abeja

Aunque ambos insectos son similares, vale la pena conocer las diferencias entre ambos, ya que sus picaduras son diferentes: 

# Picadura de abeja

El aguijón de las abejas es dentado y está diseñado para separarse del cuerpo de la abeja y quedarse en la piel de la víctima después de la picadura. Cuando esto ocurre, la abeja muere, por lo que cada abeja solo puede picar una vez en su vida.  

# Picadura de avispa

Al contrario de las abejas, los aguijones de las avispas no son dentados. Sin embargo, su picadura causa más dolor y no provoca la muerte del insecto. Es por eso por lo que las avispas sí pueden picar varias veces.  

En ambos casos, lo que causa dolor a la persona o animal que recibe la picadura no es la herida provocada por el pinchazo, sino la pequeña cantidad de veneno inyectada.  

¿Qué provocan las picaduras de estos insectos?

Lo habitual es que una picadura de avispa o abeja en un perro solo le cause un  dolor moderado y una leve irritación. No obstante, hay una serie de casos en los que las picaduras pueden ser especialmente molestas e incluso peligrosas: 

  • Las picaduras en la nariz de nuestros amigos peludos son muy dolorosas, ya que es una zona particularmente sensible. 
  • Las picaduras en la lengua, boca o garganta son las más peligrosas, ya que la inflamación que provocan puede obstruir la garganta del perro y bloquear sus vías respiratorias.  
  • Las picaduras de avispa o abeja en un perro alérgico pueden provocar un choque anafiláctico y causar la muerte del perro.  

Cómo reaccionar ante la picadura de avispa o abeja en un perro

Si tu perro no es alérgico y sufre la picadura de alguno de estos insectos, solo desarrollará una pequeña inflamación en la zona afectada. Esto es lo que debes hacer:  

  • Mantén la calma y transmite tranquilidad a tu perro. 
  • Retira el aguijón con mucho cuidado. 
  • Limpia la zona de la picadura con agua y jabón para evitar que se infecte. 
  • Coge hielo envuelto en una toalla o un trapo suave y aplica frío sobre la herida para reducir la inflamación y calmar el dolor. 
  • Durante las horas siguientes a la picadura, mantén en observación a tu amigo peludo. 

Si notas que está débil, mareado o que la inflamación no remite, debes acudir al veterinario urgentemente. Ten especial cuidado si tu perro es joven, ya que a su metabolismo le costará mucho más procesar el veneno inyectado.  

¿Qué hacer si tu perro desarrolla una reacción alérgica?

Si tu perro experimenta una reacción alérgica después de sufrir la picadura de alguno de estos insectos, manifestará los siguientes síntomas: dificultad para respirar, debilidad general y una gran inflamación que se va extendiendo desde la zona afectada, 

Lo que debes hacer en este caso es llevar a tu perro inmediatamente al veterinario sin perder tiempo. No olvides que una picadura de avispa o abeja en un perro alérgico puede empeorar muy rápidamente hasta llegar al choque anafiláctico que provocaría su muerte. 

Ten en cuenta que, aunque tu perro no sea alérgico, es muy importante que lo observes durante las horas posteriores a la picadura, ya que las alergias pueden manifestarse en cualquier momento de la vida.