Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

El análisis visual de las heces de perro nos da muchas pistas sobre su estado de salud

¿Por qué debes controlar las heces de perro?

Recoger las heces de tu perro es probablemente la parte más desagradable de cuidar a un peludo. Pero lo cierto es que debemos revisar a diario las defecaciones de nuestro perro. Al igual que ocurre con las personas, el color, la textura y la consistencia de las heces de perro nos da muchas pistas sobre su estado de salud y nos indica si la alimentación es adecuada o deficiente. El análisis visual de las cacas puede advertirnos de si el perro tiene problemas digestivos y revelarnos la presencia de parásitos.

¿Cómo deben ser las heces de mi perro?

Los excrementos de nuestro perro nos dan pistas fundamentales sobre su estado de salud y la calidad de su alimentación. Si tu perro solo se alimenta con pienso para perros, el color, textura y consistencia de sus heces siempre debe ser la misma. En estos casos, lo normal será: heces consistentes y de color marrón oscuro.

Pero si tu perro sigue una dieta mixta (pienso seco y comida húmeda), BARF o solo come comida casera, sus heces pueden tomar otros colores y consistencias. Si alguna vez compartimos nuestra comida con nuestro perro, debemos tener en cuenta que hay algunos alimentos que no pueden comer. Y como en el caso de las personas, el tipo de alimentación que ofrecemos a nuestros perros, determinará cómo deben ser las heces de tu perro.

¿Cuántas veces hacen caca los perros?

El número de veces que un perro defeca al día es un indicativo de si tu perro tiene o no problemas digestivos, si come todo lo que necesita, si está estreñido o enfermo. Así pues, no solo es importante el análisis visual de los excrementos del perro -color, textura y consistencia de las heces-, sino también controlar la frecuencia con la que tu perro va al “baño”.

Los perros hacen caca como mínimo una vez al día. Pero las veces que un perro hace caca está condicionada por el número de veces que un perro come al día. Al fin y al cabo, defecar forma parte del proceso digestivo.

Los cambios de rutina o el sedentarismo influyen sobre el tránsito intestinal. El estreñimiento en perros, por ejemplo, puede ser una consecuencia de una vida poco activa. Un día o dos sin deposiciones no es motivo de preocupación. Una buena hidratación, ejercicio regular y un pienso digestivo facilitarán el tránsito de tu perro.

¿Qué indican los diferentes tipos de cacas de perro?

La consistencia y el color de las cacas de perro son un reflejo de la salud intestinal de tu perro. A continuación explicamos los diferentes tipos de heces de perro y su significado:

# Heces de perro duras

Si a tu perro le cuesta hacer sus necesidades y éstas son más duras de lo normal, es probable que sufra de estreñimiento. Esto suele deberse a la deshidratación, la falta de ejercicio o un porcentaje inadecuado de fibra en su dieta. Un pienso natural para perros mejorará su tránsito intestinal.

Heces de perro blandas

La diarrea y las heces de perro blandas son síntomas inequívocos de problemas digestivos en perros. ¿Quizás tu peludo haya comido algo que no debería? En este artículo te explicamos las causas de los problemas digestivos en perros y la importancia de un pienso digestivo y adaptado a las necesidades de cada perro para evitar estos trastornos.

Si has cambiado recientemente la comida de tu peludo, sus heces pueden volver a la normalidad en unos días. Sigue nuestros consejos para que el cambio de pienso sea un éxito y si después de unos días los problemas persisten, consulta a tu veterinario.

Heces de perro amarillas, marrón claro o grisáceas

El motivo de las heces de perro amarillentas o de color marrón claro puede ser un consumo excesivo de lácteos o un exceso de maíz en la composición de su pienso. Un exceso de vegetales en la dieta de nuestro perro puede derivar en heces de un color verdoso o grisáceo. Pero si el cambio es repentino, el origen puede estar en una infección estomacal u otra enfermedad como la pancreatitis.

Heces blancas

Los perros que siguen una dieta BARF suelen hacer cacas más claras y que se decoloran en pocas horas hasta quedar de color blanco. Las heces blancas en perros también pueden indicar la presencia de parásitos o un exceso de calcio en la dieta de nuestro perro.

Heces de perro con mucosidad

La alergia o intolerancia alimentaria provoca un desequilibrio intestinal y en consecuencia tu perro puede hacer cacas con mocos y más blandas. Pero los parásitos intestinales (lombrices intestinales) también pueden causar mocos en sus heces. Si las heces de tu perro son con moco y pequeños puntos blancos, sin duda alguna, son parásitos.

Pero atención, no todos los parásitos son visibles. Ante la duda, si tu perro hace caca con mocos, acude al veterinario para que le hagan un cultivo y así conocer el origen del exceso de mocos en sus excrementos. La mucosidad en las heces de perros a veces se produce por cosas sencillas, pero otras veces revelan problemas graves de salud.

Heces con sangre

Que tu perro haga caca con sangre impresiona y preocupa. Las heridas rectales suelen ser la causa más común de presencia de sangre en las heces de perro, seguido de la sobrealimentación. Un exceso de comida puede causar irritación en el colon provocando diarreas y sangre en las heces del perro.

Si la sangre en las heces de tu perro es de color rojo y un hecho muy puntual, a priori no hay que alarmarse. Si el problema persiste o la sangre de las heces es marrón, acude a tu veterinario para identificar la causa del sangrado y descartar patologías graves. El tratamiento de la sangre en las heces de perro estará estrechamente relacionado con las causas que lo provocan.

Heces muy blandas o diarrea

Los perros no pueden hablar para decirnos que les duele el estómago y que se encuentran mal. En este sentido, la diarrea es el síntoma más común del dolor de estómago en perros, ya que la dolencia afecta finalmente a todo el sistema digestivo. Cuando tu perro come algo en mal estado o que no les sienta bien su sistema digestivo se altera provocando diarrea o heces muy blandas y por lo general malolientes.

La presencia de parásitos, la sensibilidad alimentaria, una alimentación inadecuada o incluso el estrés también pueden causar diarrea en perros o heces de poca consistencia. Una dieta adecuada con un pienso digestivo, equilibrado y adaptado a las necesidades de cada perro, será necesario tanto para tratar como para evitar los trastornos digestivos.

Happets Comida Para Perros Adaptada

¿Cómo conseguir que mi perro haga heces más consistentes?

Como ocurre con las personas, la dieta que le va bien a un peludo, puede causar problemas digestivos a otro. Trastornos que podemos detectar con el control de heces de perro y evitar con un pienso digestivo. La calidad del pienso condiciona la consistencia de las heces del perro. Por eso, el equipo veterinario de Happets selecciona para cada perro la mejor combinación de ingredientes naturales ricos en fibra, con pre y probióticos y enzimas digestivas para conseguir un equilibrio intestinal.

Deja un comentario