Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

¿Por qué mi perro arrastra el trasero? Hay varios motivos que provocan esta conducta.

¿Por qué mi perro arrastra el trasero? Causas y remedios

Aunque pueda resultar una situación embarazosa, cuando un perro restriega su trasero por el suelo es porque necesita aliviar algún tipo de picor, dolor o molestia. Si tú también te has preguntado ¿por qué mi perro arrastra el trasero?, no te preocupes. Hoy te contamos cuáles son los diferentes motivos que provocan esta conducta y qué tratamientos debes seguir en cada caso. 

¿Por qué mi perro arrastra el trasero?

¿Te has preguntado alguna vez por qué tu perro arrastra el trasero? En caso afirmativo, debes saber que hay varias causas que pueden desembocar en este comportamiento. Si tu peludo muestra esta conducta de manera ocasional y esporádica, es posible que se trate simplemente de un picor generado por un exceso de suciedad después de haber hecho sus necesidades.  

Ahora bien, si notas que tu amigo cuadrúpedo arrastra el culete con frecuencia, probablemente se deba a un problema más grave. Estos son los principales motivos que pueden esconderse detrás de este comportamiento:  

# Glándulas anales obstruidas

Todos los perros tienen dos glándulas anales a cada lado del trasero. Estos pequeños sacos contienen un líquido que huele muy mal y que se libera cuando defecan. Este líquido ayuda a dejar una especie de huella o marcador para que otros perros la huelan. 

Normalmente, el movimiento intestinal de nuestros amigos peludos hace que los sacos anales se vacíen con regularidad. Ahora bien, si esta situación no se produce correctamente, el líquido puede acumularse. Cuando esto ocurre, las glándulas se inflaman, solidificando el líquido y dificultando su salida. Por eso, cuando los sacos están demasiado llenos o no se vacían correctamente, pueden provocar mucho dolor e incluso llegar a infectarse. 

Si las glándulas de tu perro están muy hinchadas o tienen una secreción sanguinolenta, debes acudir cuanto antes a tu clínica veterinaria. Allí se encargarán de vaciar el líquido sobrante y suministrar un tratamiento farmacológico en el caso de que fuera necesario. 

# Piel irritada después del aseo

Algunas razas, por su tipo de manto, necesitan muchos cuidados en su pelaje. Estos perros pueden sufrir irritaciones provocadas por las máquinas cortapelos y los perfumes y productos de aseo que se utilizan en las peluquerías caninas.  

Si tu perro arrastra el trasero después del aseo e incluso muestra picores por todo el cuerpo, es probable que la irritación esté provocada por algunas de estas causas. En este caso, pide a su peluquero que cambie los productos de higiene por otros productos que sean naturales e hipoalergénicos 

# Parásitos intestinales

Los lombrices o parásitos intestinales también pueden causar fuertes picores e irritaciones en el trasero de tu perro, tanto en las nalgas como alrededor del ano. Otro signo que indica la presencia de parásitos internos es la aparición de fragmentos de gusanos parecidos a granos de arroz en las heces y la cama de tu amigo peludo. 

Acude al veterinario para que lo examine de inmediato si sospechas que tu perro tiene parásitos. Por regla general, los helmintos o lombrices intestinales se eliminan fácilmente con un tratamiento desparasitador 

# Alergias alimentarias o problemas en la dieta

Los perros, al igual que las personas, también pueden ser alérgicos a algunos alimentos y sustancias. Las alergias o intolerancias alimentarias pueden ser la causa de los problemas en las glándulas anales de algunos perros.  

Por otra parte, una dieta pobre en proteínas, sin suficiente fibra o que contenga un exceso de cereales puede afectar a la consistencia de las heces e impedir que los sacos anales funcionen correctamente. Y es que si las deposiciones son líquidas o demasiado blandas, no proporcionarán la presión necesaria para vaciar correctamente el líquido almacenado en las glándulas anales. 

Si la respuesta a la pregunta ¿por qué mi perro arrastra el trasero? tiene que ver con un problema digestivo la mejor solución es cambiar su dieta por una alimentación saludable y equilibrada, a base de ingredientes naturales y de calidad. El pienso personalizado de Happets, además de aportar todos los nutrientes que tu perro necesita, se adapta a sus sensibilidades e intolerancias alimentarias para evitar posibles alergias y trastornos digestivos.