Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Si crees que tu perro no bebe agua suficiente, llévalo al veterinario inmediatamente.

¿Por qué mi perro no bebe agua?

El agua es uno de los nutrientes esenciales para la vida de cualquier animal. Por eso, es fundamental que tu amigo peludo se mantenga siempre bien hidratado. Si te estás preguntando ¿por qué mi perro no bebe agua?, hoy te explicamos las razones que pueden causar la falta de hidratación en nuestros compañeros cuadrúpedos. 

Mi perro no bebe agua: motivos principales

La mayoría de los perros beben mucha agua para satisfacer sus necesidades de hidratación, especialmente durante los meses de verano. ¿Crees que tu perro no bebe agua suficiente y no sabes por qué? A continuación te damos algunas de las causas más habituales de la falta de hidratación en perros: 

# Acceso limitado al agua

Todos los peludos deben disponer de agua fresca y limpia las 24 horas del día. Si el agua está sucia o contaminada con residuos, es probable que tu amigo cuadrúpedo se niegue a beberla. Además, algunos perros tienen preferencias en cuanto a la colocación de los cuencos. Por eso, te recomendamos que coloques recipientes con agua en diferentes lugares, con diferentes elevaciones, hasta descubrir qué es lo que prefiere. 

Si convives con más de una mascota, puede ser que una de ellas le esté negando el acceso al agua a las demás. Si observas que uno de tus animales está bloqueando el acceso al cuenco de agua de tu perro, prueba a colocar otros recipientes en distintos rincones de la casa.  

# Cambio del tipo de agua

Muchos perros son sensibles a los cambios en el sabor del agua. Por ejemplo, si siempre le has ofrecido agua del grifo, puede encontrar desagradable beber el agua del pozo de una casa de campo. De la misma manera, si tu compañero cuadrúpedo está acostumbrado a beber agua embotellada y empiezas a darle agua del grifo, es posible que beba menos cantidad de la que debería. 

# Enfermedades orales

Las dolencias o enfermedades orales también pueden ser la causa de que tu perro no beba agua. A los peludos que tienen algún diente roto, una infección bucal o tumores en la boca les suele causar mucho dolor beber. Igualmente, una fractura o dislocación en la mandíbula puede impedir físicamente que tu mascota acceda correctamente al agua. En cualquiera de estos casos, es importante que lleves a tu perro inmediatamente al veterinario para que lo examine y establezca el tratamiento correspondiente. 

# Náuseas

Las enfermedades que causan inflamación en el tracto gastrointestinal, como la pancreatitis y la gastroenteritis, pueden provocar náuseas en los perros. Y las náuseas pueden reducir la frecuencia de hidratación. Si notas que tu perro tiene menos sed, menos apetito y presenta vómitos o diarrea, llévalo al veterinario lo antes posible. 

# Enfermedades neurológicas

Aunque es poco frecuente, si tu perro no bebe agua, quizás esté sufriendo alguna enfermedad neurológica. Hay una fase de la rabia que provoca que los animales enfermos se nieguen a beber agua. Por suerte, hoy en día la rabia es una patología que puede prevenirse fácilmente siguiendo la pauta de vacunas obligatorias para perros.

¿Qué debo hacer si mi perro no bebe suficiente agua?

Si crees que tu perro no bebe agua suficiente, comprueba los síntomas de la deshidratación en perros y llévalo al veterinario si presenta alguno de estos signos. Él se encargará de determinar cuál es el motivo de la falta de hidratación de tu mascota y establecerá un tratamiento que permita recuperar el nivel de agua adecuado en su organismo. 

La mejor manera de evitar que tu perro se deshidrate es ofrecerle un suministro constante de agua limpia y fresca y una alimentación completa y equilibrada. ¿Todavía no conoces las ventajas de la comida personalizada para perros? Prueba el pienso personalizado de Happets con un 35% de descuento en el primer pedido.