Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Dejar de comer es un síntoma común en varias enfermedades caninas, por eso, antes de decir “mi perro no come pienso” debes asegurarte de que la disminución de su apetito no esconde ningún problema de salud.

¿Por qué mi perro no quiere comer pienso?

¿Tu perro no quiere comer? ¿Ha dejado de comer pienso? Si no encuentras la manera de que tu peludo vuelva a comer o tienes dudas acerca de los motivos que se esconden detrás de su falta de apetito, no te preocupes. A continuación te damos una serie de pautas para descubras por qué tu perro no quiere comer pienso y qué debes hacer para remediarlo.  

Motivos por los que mi perro no quiere comer pienso 

Hay muchas causas que pueden provocar que tu perro deje de comer pienso, pero lo primero es descartar cualquier enfermedad haciendo una visita al veterinario. Dejar de comer es un síntoma común en varias enfermedades caninas, por eso, antes de decir “mi perro no come pienso” debes asegurarte de que la disminución de su apetito no esconde ningún problema de salud, como patologías que cursan con dolor o problemas digestivos. 

Estos son los motivos más frecuentes por los que un perro deja de comer: 

1# Sobrealimentación

Si el envase de tu pienso no te indica de forma clara la cantidad diaria de pienso que debes darle a tu perro, pregúntale a tu veterinario cuál es la dosis adecuada para mantener su peso ideal. Quizás el problema es que te estás excediendo con el volumen de las raciones y simplemente tu perro no necesita comer tanto.  

2# Exceso de sobras y golosinas

La mayoría de los perros pierde el interés en su comida habitual cuando se les ofrece demasiadas golosinas o sobras de la comida de sus dog parentsEsta mala costumbre puede provocar graves carencias nutricionales e incluso poner en riesgo la vida de tu peludo, ya que hay algunos alimentos que los perros no pueden comer 

3# Cambio de dieta

Si tu perro no come pienso, quizás sea porque has cambiado recientemente su alimento habitual por otro diferente. La transición a su nueva comida debe realizarse de forma progresiva para evitar problemas de salud. Sigue nuestros consejos para que el cambio de pienso sea un éxito.

4# Pienso de mala calidad

Hay muchos alimentos para perros en el mercado que o bien no contienen los nutrientes esenciales necesarios o bien utilizan fórmulas con baja palatabilidad que no les resultan apetecibles.  Si tu perro no quiere comer pienso quizás sea porque la comida que le estás ofreciendo es de baja calidad.  

Cómo hacer que mi perro vuelva a comer pienso 

Antes de empezar con la reintroducción del pienso, asegúrate de que la comida que le das a tu peludo es de primera calidad. Recuerda que un buen pienso debe satisfacer las necesidades nutricionales de tu perro, incorporar ingredientes naturales y tener una alta palatabilidad. 

Para volver a incorporar el pienso seco en la dieta de tu perro, sigue los siguientes pasos: 

1# Elimina de su dieta la comida húmeda, las recetas caseras y la comida humana. 

2# Divide la dosis de comida diaria de tu perro en dos tomas. Ofrécele una ración por la mañana y otra por la tarde, siempre a las mismas horas.  

3# Sirve su dosis de la mañana: si en 15 minutos no se la ha comido, retírala. 

4# Por la tarde, sirve su dosis correspondiente: espera 15 minutos y si no se la come, retírala. 

5# Repite el mismo proceso al día siguiente.  

Aunque pueda resultar muy estricto, debes ser disciplinado si quieres que tu perro vuelva a comer pienso. Sé firme y no caigas en la tentación de darle sobras o golosinas si no quieres tirar por tierra todo el esfuerzo realizado hasta entonces.  

Las ventajas del pienso personalizado para perros

Una buena opción para los perros malos comedores es ofrecerle un pienso seco personalizado, que se adapte tanto a las necesidades nutricionales de tu peludo como a sus preferencias de sabor.  

Los piensos personalizados de Happets están formulados con ingredientes naturales de primera calidad y contienen el aporte calórico y nutricional exacto que necesita cada perro. Además, te permite escoger el sabor preferido de tu peludo: pollo, cordero, buey o salmón.  

Si tu perro no quiere comer pienso, quizás sea porque todavía no ha probado nuestros piensos ‘perronalizados’ y ‘happetitosos’.  

Deja una respuesta