Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

perro solo en casa

¿Qué hace tu perro cuando lo dejas solo en casa?

Muchos de nosotros que tenemos mascota, a menudo nos preguntamos qué hará cuando está solo en casa. Si has visto la película Mascotas, en algunos casos te habrás sentido identificado. Quizás tu peludo hace como Max y se queda esperándote en la puerta. O a lo mejor, como Cloe, que se come todo lo que encuentra. Algunos peludos no tienen ningún problema y aprovechan para descansar sin que nadie que les agobie. Otros, sin embargo, ladran sin parar como Mel en la película, destrozan lo que encuentren a su paso o te dejan algún regalito maloliente.

Un perro solo en casa puede ser un peligro si sufre la llamada ansiedad por separación, que explicaremos más adelante, pero en general, la mayoría juega, observa, investiga, vigila, comen, beben y descansan.

Un perro solo en casa, ¿A qué dedica el tiempo mientras tú no estás?

Todo depende de factores como la edad, la raza, el temperamento y el tamaño del peludo en cuestión, pero a grandes rasgos, suelen dedicar el tiempo sin compañía a lo siguiente:

  • Jugar. Todos los perros juegan al menos un rato cada día, claro que lo que un perro puede encontrar divertido a otro no le motiva lo más mínimo. Algunos se lo pasan pipa con un juguete, otros simplemente corren de una habitación a otra, y sobre todo los cachorros pueden pasar horas intentando atrapar su propia cola.
  • Investigar. Son animales curiosos por naturaleza, por lo tanto, un perro solo en casa se va a dedicar a mirar y olfatear todos los rincones que le llamen la atención. Por eso a veces encuentras zapatillas u otros objetos en su cama, o desperdigados por la casa.
  • Mirar por la ventana. Al hilo de la curiosidad de los perros, les encanta ver que está pasando fuera. En general se sientan o se recuestan mientras controlan los coches o a los viandantes. Pero puede ocurrir que esto les altere y aúllen o ladren y molesten a tus vecinos.
  • Proteger su territorio. A todos no ha ocurrido alguna vez pasar al lado de una casa con perro y llevarnos un sobresalto cuando se ponen a ladrar. Esto es el resultado de su alto instinto de protección. Es normal, y casi todos lo hacen, ya que están defendiendo su territorio. Así que tu can probablemente ladre o gruña si escucha algún ruido mientras está solo.
  • Comer y beber. Además de correr y que les den mimos, estas actividades básicas son de las favoritas de los peludos. Cuando un perro se queda sólo en casa, en general, le suele dar hambre o sed. Una buena idea es esconder alguna galleta o hueso de entretenimiento para que cuando tengas que salir se pueda entretener buscando. Así le estimulas mentalmente y a la vez recibe una deliciosa recompensa. O incluso si tienes un dispensador de alimentación automático, puedes programarlo cuando tú no estás.
  • Dormir y descansar. Especialmente si hablamos de perros senior, aprovecharán tu ausencia para echarse una siesta. Generalmente lo harán en su cama, aunque algunos, los más atrevidos, pueden buscar sitios donde no se les permite estar como tu propia cama o el sofá.  Si antes de dejarlo solo ha salido a dar un paseo largo, llegará cansado y lo único que querrá es dormir un rato.

Ansiedad por separación, algunos consejos

Si tras dejar a tu perro solo en casa te encuentras algún “regalito”, tus vecinos te dicen que no ha parado de ladrar o aullar, ha destrozado cualquier objeto que ha encontrado o incluso ha llegado a autolesionarse, es muy probable que tu peludo sufra ansiedad por separación. Es la forma más grave de sufrimiento canino que según diferentes estudios veterinarios afecta al 18% de los perros.

Si este es tu caso, es importante que lo trate un especialista, pero mientras tanto toma nota de estos consejos básicos que pueden ayudarte a que tu peludo no sufra tanto cuando tú no estás.

  • Edúcalo para evitar ladridos o aullidos y para que haga sus necesidades en ciertos lugares, el patio o jardín o durante el paseo. Es importante que te asesore un profesional para darte las pautas a seguir.
  • Llévalo a dar un largo paseo, al menos 45 minutos justo antes de dejar a tu perro solo en casa, para que se agote y se quede más tranquilo.
  • Déjale en un lugar donde se sienta seguro y donde tenga algunos juguetes para que se entretenga con ellos mientras no estás. Intenta no dejar nada a la vista o al alcance de tu peludo que pueda ser susceptible de hacerlo pedazos.

En Happets queremos que tu perro sea feliz y lleve una vida lo más sana y plena posible. Y tu perro, ¿qué hace cuando lo dejas solo en casa?

Deja un comentario