Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Los perros pueden comer castañas siempre que sigamos una serie de recomendaciones.

¿Sabías que los perros pueden comer castañas?

Las castañas son una de las protagonistas de la estación otoñal. Llenas de fibra y de minerales, es el fruto seco menos calórico y, al igual que las almendras y los cacahuetes, podemos compartirlo de vez en cuando con nuestros amigos peludos. Si la semana pasada te explicamos cómo preparar la calabaza para perros, hoy te contamos que los perros pueden comer castañas y te explicamos qué beneficios les aportan estos frutos secos. 

¿Los perros pueden comer castañas?

Las castañas no son tóxicas para los perros. Los perros pueden comer castañas, siempre y cuando tengamos en cuenta una serie de recomendaciones: 

  • Ofrece siempre las castañas en pequeñas dosis. En grandes cantidades, las castañas pueden provocar problemas digestivos como vómitos y diarrea.  
  • Corta las castañas en trozos pequeños para evitar que se queden atorados en la garganta. Si las porciones son demasiado grandes, los cachorros y los perros pequeños pueden asfixiarse al intentar comerlas. 
  • Crudas, bien peladas y sin sal es la forma más saludable de dar castañas a un perro. Otra opción es hacer un puré de castañas y añadirlo a su comida habitual. 
  • No le des castañas a tu perro regularmente. El consumo habitual de castañas puede provocar pancreatitis en nuestros amigos cuadrúpedos. 
  • La sobredosis de castañas puede ser peligrosa, como ocurre con muchos otros alimentos. Si crees que tu perro ha comido una porción excesiva de castañas, llévalo al veterinario inmediatamente.  

¿Qué nutrientes aportan las castañas a los perros?

Las castañas son unos frutos secos muy saludables. Entre sus valores nutricionales destacan su alto contenido en fibra, ácidos grasos esenciales y minerales como el potasio, el calcio y el magnesio.  

# Alto contenido en fibra

Las castañas tienen un contenido en fibra que supera los 5 gramos de fibra por cada 100 gramos de castaña. Como ocurre con las personas, los perros necesitan la fibra para que su tracto digestivo funcione correctamente. El consumo de fibra vegetal reduce el riesgo de padecer cáncer de colón, estimula la flora intestinal del perro y aumenta la sensación de saciedad en las dietas de control de peso.

# Ácidos grasos omega

Como ocurre con todos los frutos secos, las castañas poseen ácidos grasos omega 3 y 6. Estos ácidos esenciales protegen los vasos sanguíneos y ayudan a prevenir enfermedades cardíacas. Además, son fundamentales para la formación de las membranas celulares, estimulan las funciones cognitivas y equilibran el estado de ánimo.  

Happets Comida Personalizada

# Vitaminas y minerales

El conjunto de minerales y vitaminas del grupo B que contienen las castañas ayudan a prevenir enfermedades neurológicas y estimulan el funcionamiento del sistema nervioso. Debido a su contenido en calcio, las castañas también pueden mejorar la salud ósea y dental de los perros. Otro mineral que podemos encontrar en este fruto seco es el potasio. Este electrolito es muy importante para nuestros amigos peludos, pues favorece la función cerebral, la actividad muscular y el control de los impulsos nerviosos.  

Los frutos secos: un complemento puntual en la dieta de tu perro

Los perros pueden comer castañas, pero éstas siempre deben considerarse como un complemento puntual dentro de su alimentación. Aunque las castañas son muy sabrosas y nutritivas, ningún fruto seco debe añadirse a su dieta como alimento habitual. Si la base de la alimentación de tu peludo es un pienso personalizado, no hará falta que incluyas en ningún complemento extra en su dieta .  

Ahora bien, si de vez en cuando quieres ofrecer a tu peludo una recompensa saludable, los frutos secos como las castañas, las almendras y las nueces comunes pueden ser una buena opción. Eso sí, debes tener en cuenta que otros frutos como las nueces de macadamia pueden resultar muy tóxicos para los perros.