Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

Los perros pueden comer kiwis, pero con moderación.

¿Sabías que los perros pueden comer kiwis?

Si te gusta obsequiar a tu peludo con un poco de fruta de vez en cuando, quizás te estés preguntando si el kiwi le sentará bien o es uno de los alimentos prohibidos para los perros. A continuación te contamos si los perros pueden comer kiwis y cómo podemos ofrecer esta fruta a nuestros compañeros cuadrúpedos de manera segura. 

Los perros pueden comer kiwis, pero con moderación

Disponible todo el año, el kiwi es una fruta muy nutritiva, llena de vitaminas y minerales. De hecho, tienen más vitamina C que las naranjas e incluso más potasio que los plátanos. Si tomamos una serie de precauciones y aprendemos a introducirlo en su dieta, el kiwi puede ser una recompensa muy saludable para nuestras mascotas. 

Como ocurre con cualquier alimento nuevo, si queremos incorporar el kiwi a la dieta de nuestro perro debemos hacerlo de manera progresiva. Solo así podremos determinar de manera segura si tiene alguna alergia o intolerancia a esta fruta. Además, como veremos a continuación, antes de darle kiwi a nuestro peludo, debemos quitarle la piel y cortarlo en trozos pequeños. 

¿Cómo ofrecer kiwis a los perros de forma segura?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de ofrecer un poco de kiwi a tu perro es que la fruta debe estar lo suficientemente madura. Los kiwis verdes son muy ácidos y, además de que el sabor podría no gustarle, también podrían provocar molestias gastrointestinales a tu amigo cuadrúpedo.  

Aunque el kiwi es una fruta completamente segura para nuestras mascotas, debes retirar siempre la piel antes de dárselo a comer a tu perro. Y es que a pesar de que la piel del kiwi no es tóxica, como es muy dura resulta muy difícil de masticar. Esto implica un riesgo de asfixia para los perros más pequeños que, si se la tragan entera, podrían sufrir una obstrucción en el tracto digestivo. Además, por regla general, la piel es más difícil de digerir que el resto de la fruta, por lo que es más probable que tu perro sufra trastornos digestivos si se come el kiwi con piel.  

Por otra parte, procura no alimentar nunca a tu perro con un kiwi entero. Mientras que las razas más pequeñas ni siquiera pueden metérselo en la boca, las razas más grandes pueden engullirlo de un solo bocado, con el peligro que esto implica. Para evitar que la fruta se quede atascada en la garganta de su perro, corta siempre el kiwi en trozos pequeños antes de ofrecérselo a tu peludo como tentempié. 

¿Qué problemas puede provocar un exceso de kiwi en la dieta de tu perro?

Si quieres incorporar el kiwi a la dieta de tu amigo cuadrúpedo, es importante que lo hagas de manera ocasional y en pequeñas cantidades. Al ser una fruta muy ácida y rica en fibra, un exceso de kiwi puede provocarle malestar gastrointestinal. Lleva a tu perro al veterinario si después de comer kiwi presenta alguno de estos síntomas: 

  • Diarrea. 
  • Vómitos. 
  • Vientre hinchado. 
  • Falta de apetito. 
  • Letargo. 

Como ocurre con todos los alimentos saludables para perrosla clave para introducirlos en su dieta es la moderación. Si no tiene alergia ni intolerancia, un perro puede comer kiwi de vez en cuando. Ahora bien, procura no ofrecerle siempre las mismas piezas de fruta: hay muchas frutas buenas para perros que puedes incluir en su dieta de manera puntual.  

Aunque las frutas que son aptas para perros son golosinas muy saludables, en grandes dosis pueden provocar trastornos digestivos. No olvides que la fruta nunca debe superar el 10% de la ración de comida diaria de tu mascota y que la base de su alimentación debe ser un pienso completo y equilibrado.