Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

tu perro es el rey de la casa

Tu perro es el rey de la casa, y lo sabes

Aunque te engañes a ti mismo y te intentes convencer de que eres tú quien pone las normas, en el fondo sabes que tu perro es el auténtico rey de la casa. Si aún no estás convencido de que tu perro es el mimado de la familia, sigue leyendo y entenderás por qué lo decimos.

¿Es tu peludo un perro mimado?

Sentimos tener que contarte que el mundo está dominado por nuestros amigos peludos y nosotros simplemente compartimos casa con ellos. Por eso, hoy queremos lanzarte el siguiente reto.

Estamos  convencidos de que en tu hogar, al menos, se dan diez de las veintiuna señales de que tu perro es un mimado. Si es así, asúmelo, tu perro es el consentido de la familia. Si no es así, escríbenos, ¡queremos saber cómo lo haces!

Señales que demuestran que tu perro es el rey de la casa

  1. En casi todas las habitaciones de la casa hay una cama o una mantita exclusivamente para tu perro.
  2. Tu casa huele a una mezcla entre ambientador y perro mojado. O entre detergente y pienso para perros. O entre incienso y perro mojado… Sí, ¡tu casa huele a perro!
  3. Por mucho que limpies los cristales, siempre encuentras huellas de sus hocicos.
  4. Esa alfombra que tanto te gustaba es ahora el juguete favorito de tu perro. Aunque si tienes un cachorro en casa, probablemente la alfombra sea su particular pipican.
  5. Las patas de la mesa y de las sillas están llenas de mordisquitos. A no ser que sean metálicas, claro.
  6. Hay veces que la taza del váter, sospechosamente, no tiene tanta agua como debería tener.
  7. Ya ni siquiera pones el despertador. Y si lo pones, siempre te levantas antes de que suene. Tus horarios no se rigen por tu trabajo, si no por las veces que tu perro necesita ir al baño.
  8. En todas las fotos enmarcadas que tenéis en casa, tu perro es el protagonista. Incluso en la galería de imágenes de tu móvil, hay más fotos de tu perro que de amigos. En las fotos que envías a tu familia y amigos, tu perro sigue siendo el protagonista.
  9. La aspiradora es un imprescindible en tu vida. No hay día que no aspires y, evidentemente, retiras más pelos de perro que de persona.
  10. Ya no te vistes de negro para que los pelos de tu perro no destaquen sobre tu ropa. O quizás ya te hayas resignado y ni te molestas en retirarlos.
  11. Cuando sales de casa, dejas la tele encendida con su canal de documentales favoritos y en invierno le dejas alguna luz abierta para que tu perro no esté a oscuras.
  12. No tienes zapatillas de estar por casa. Bueno sí, pero no son tuyas. Ahora las zapatillas son el juguete de entretenimiento favorito de tu perro.
  13. Siempre que tienes visita, tus invitados se tropiezan con los juguetes de tu peludo.
  14. Si no tienes pareja, tu cama tiene dos lados: dónde duermes tú y dónde duermes tu perro. Si tienes pareja, tu cama tiene dos lados: dónde duermes tú y tu pareja y donde duerme tu perro.
  15. En casa siempre hay (al menos) un paquete de su golosina favorita. Aunque te hayas quedado sin sal o sin aceite.
  16. Cuando estás comiendo y se te cae algo de comida del plato, ni te molestas en agacharte para limpiarlo.
  17. En todos los bolsillos de todos tus abrigos podemos encontrar bolsitas para excrementos o restos de servilletas de papel.
  18. A veces tu ropa interior aparece misteriosamente desperdigada por toda la casa y has dejado de tener pares de calcetines para tener unidades de calcetines.
  19. En el árbol de Navidad siempre hay un regalo para tu perro.d
  20. Alimentas a tu amigo peludo con pienso personalizado para perros.
  21. Después de un largo día, no hay mejor recibimiento que el saludo de tu amigo peludo.

Ahora ha llegado el momento de que confieses: ¿cuántas de estas señales has marcado? ¿Hay algún otro indicio de que tu perro es el rey de la casa que eches de menos en nuestra lista? ¡Déjanos un comentario con tus respuestas!

Deja un comentario