Alimentación y nutrición canina Consejos veterinarios para disfrutar de tu perro

dispensador de comida para perros

Ventajas de un dispensador de comida para perros

Lo sabemos, el día a día puede llegar a estresarnos y tendemos a automatizar las cosas. Hacemos la compra por internet, nos suscribimos a Happets, e incluso podemos plantearnos comprar un dispensador de comida para perros. El objetivo es que nunca le falte comida a nuestro amigo de cuatro patas. Lo más recomendable es que los perros coman siempre a la misma hora.

A veces, podemos olvidarnos de hacerlo (le tocaba a mi marido hacerlo y al final no lo hizo, porque pensaba que me tocaba a mí) o podemos hacerlo en exceso (mi mujer le ha dado de comer a las 7:30 y yo le vuelvo a dar a las 9:00). Ambos casos son malos porque por exceso o por defecto tu perro no sigue un control de comida ni un horario de comida fijo. Así que hoy veremos cuáles son las ventajas de un dispensador de comida para perros.

Lo bueno de un dispensador de comida para perros

Antes de nada, debemos elegir un pienso para perros de calidad, adaptado a su tamaño, edad y actividad física. Una vez hecho esto, debemos conocer las ventajas de un dispensador de comida para perros.  A pesar de que un comedero automático para perros ayuda a mantener a tu perro saludable y bien alimentado, también tiene defectos. Veamos antes de nada las ventajas.

  • Son muy prácticos porque solo tienes que llenarlos y programarlos a la hora indicada. Estemos o no en casa.
  • Ofrecen control total porque sabes con seguridad cuándo y cuánto ha comido tu perro.
  • Mantiene el pienso para perro fresco y libre de contaminantes. Al contrario de que si le da el aire perderá textura y sabor o incluso puede estar en mal estado.
  • Evita que tu perro coma en exceso y que se dé atracones, algo tan malo para ellos. Tiene la seguridad de que comerá más tarde y por eso no necesita comer todo de una sentada.
  • Estimulan su mente. Algunos dispensadores de comida para perros los activan los perros, de esta forma hacen que su mente trabaje mucho más rápido y de forma más ágil.

Lo malo de un comedero automático para perros

No todo iban a ser ventajas, como todo en la vida, el comedero para perros, tiene sus pros y sus contras.

  • Es más caro. Evidentemente tenerlo o no tenerlo es una cuestión de coste y los comederos automáticos para perros no suelen ser baratos.
  • Si tienes más de un animal en casa, es difícil utilizarlo ya que no sabes quién come y quién no 🙂
  • Tienes que estar pendiente de que no se agote la batería. Si se acaba, nuestro peludo de cuatro patas se quedará sin comer. Si estamos en casa no hay problema, pero si estamos fuera, pues ya sabes qué pasará.
  • Es más probable que se rompan. Al tener un funcionamiento más complejo que el de un alimentador convencional para perros, es más fácil de que se estropee o se rompa.
  • Puede generar estrés en tu perro. Si se da el caso de que no funciona o que nuestro perro ve la comida pero el dispensador de comida para perros no la deja ir, esta situación pueden causar estrés en tu perro, e incluso, los más habilidosos pueden aprender a abrirlo.

En resumen, un dispensador de comida para perros tiene su parte buena y su parte mala, como todo en esta vida. Lo que está claro, es que es bueno para aquellos perros que pasan muchas horas solos en casa, así pueden hacer pequeñas comidas a lo largo del día. Y antes de escoger el tuyo, te recomendamos que tenga la opción de controlar la ración exacta de cada toma. Así podrás llevar un control de la cantidad que come para evitar el sobrepeso.

Deja un comentario